Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Rouco Varela: un mal ejemplo

Parece que aquello del voto de pobreza no le va al expresidente de la Conferencia Episcopal
Whatsapp

Parece que aquello del voto de pobreza no le va al expresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela. Después de ser relevado del cargo hace medio año, no quiso abandonar su residencia habitual en la zona más noble del Palacio Episcopal de Madrid, mientras su sucesor se quedaba durante este tiempo en la Residencia de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados. Finalmente, Rouco ha decidido decir adiós a sus aposentos porque ya tiene preparado su nuevo pisito:un ático de 370 metros cuadrados propiedad del Arzobispado en el centro de Madrid. Hasta ahora vivían allí cuatro sacerdotes, que se han tenido que mudar. El piso tiene seis habitaciones y cuatro cuartos de baño.

El cardenal siempre se ha caracterizado por efectuar polémicas declaraciones. No en vano hizo que la Diócesis de Madrid tuviese un gran peso político. No le sentó nada bien que el Papa Francisco le jubilara al cumplir los 78 años. Él quería seguir, pero se lo rechazaron, posiblemente por estar a años luz de la nueva visión que se tiene de la sociedad desde el Vaticano.

¿Qué pensarán los miles de cristianos, principalmente de la Diócesis de Madrid, que no pueden llegar a final de mes, que tienen niños pequeños que pasan hambre y frío, mientras uno de los dirigentes de su Iglesia vive ‘a lo grande’? Luego se extrañará de que el catolicismo pierda cada vez más adeptos, aunque la filosofía del Vaticano ha dado un giro más social, más cercano al pueblo. Pero con personajes como Rouco Varela, seguro que la parroquia cada vez estará más vacía. Usted es un mal ejemplo.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También