Más de Opinión

Opinión El mirador

Salvado por la basura

Sabemos que ese trozo de basura salvó una vida, pero no sabemos cuántas ha destruido nuestro hábito de convertir el mar en un basurero

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Salvado por la basura

Salvado por la basura

Hemos convertido los mares y océanos en un vertedero, con islas de plástico más grandes que algunos países, una acción irresponsable que no solo está matando a miles de animales e incluso el planeta donde vivimos –el único que tenemos, por cierto–, lo que pone en peligro nuestra propia supervivencia con nuestra mentalidad egoísta y cortoplacista. Pero mira tú por dónde que en ocasiones esa basura sirve para salvar alguna vida. Que se lo pregunten si no al marinero lituano Vidan Perevertilov, que cayó por la borda de su embarcación sin llevar puesto el chaleco salvavidas y que sobrevivió 14 horas a la deriva en el Pacífico Sur agarrado a un trozo de basura flotante.

El náufrago era un maquinista del barco Silver Supporter, que navegaba entre Nueva Zelanda y las islas Pitcairn, un territorio británico en el Pacífico Sur, cuando de madrugada se sintió mareado en la sala de máquinas, salió a cubierta para tomar el aire y cayó al mar, probablemente por un desmayo, sin que el resto de la tripulación se diera cuenta hasta seis horas más tarde. Vidan resistió varias horas nadando hasta que se dirigió hacia un punto negro que divisó a varios kilómetros y que resultó ser una boya a la deriva, «un trozo de basura», en palabras de su hijo. Y allí lo encontró un buen rato después la tripulación de su barco, que regresó en su búsqueda cuando el capitán se percató de que no estaba a bordo y dio la orden de volver atrás. La cuestión es que sabemos que ese trozo de basura salvó una vida, pero no sabemos cuántas ha destruido nuestro hábito de convertir el mar en un basurero.

Temas

  • El Mirador

Comentarios

Lea También