Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Sánchez quiere un gobierno en solitario

El líder del PSOE formará ejecutivo con más comodidad que antes, después de su victoria electoral de ayer
 

Salvador Aragonés. Periodista y profesor emérito de la UIC

Whatsapp
Sánchez quiere un gobierno en solitario

Sánchez quiere un gobierno en solitario

Pedro Sánchez formará nuevo gobierno con más comodidad que antes, después de su victoria electoral de ayer, y gracias al hundimiento del Partido Popular de Pablo Casado que ha quedado reducido a la mitad. Se han cambiado las cartas, pero el PP tendrá menos diputados de los que tenía el PSOE.

La subida del PSOE se ha visto beneficiada porque ha dejado la abstención una parte del votante socialista que se había ido a la abstención. También ha tomado votos de Podemos, y los votantes han premiado la labor de gobierno de Pedro Sánchez después de la moción de censura, con su mano tendida a los nacionalismos e independentismos y sus leyes y decretos de los viernes sociales. El PSOE ha ganado en todas las autonomías, salvo Catalunya y País Vasco, incluso en los feudos tradicionales del PP, como Galicia, Murcia, Cantabria y La Rioja.

El Partido Popular se ha hundido porque carecía de discurso, de credibilidad y de líder. Si el Partido Popular repite estos resultados en las autonómicas y municipales, la vida política de Pablo Casado ha tocado su fin. Pablo Casado puede ser un buen chico, pero no un buen líder, y el PP ha engañado demasiado a sus electores de modo sus votos se han ido a Vox, a Ciudadanos e incluso al PSOE. Es la factura de la corrupción del PP. Este partido se ha quedado sin diputados en el País Vasco, lo que es gravísimo, y prácticamente en Catalunya, lo que es más grave aún. Esto no se cura con aspirinas y paños calientes.

Pablo Iglesias no le pondrá muchas condiciones. El único que le podrá poner problemas puede ser Esquerra Republicana

Pero es más, el PP no ha ganado en ninguna autonomía, siendo superado en varias de ellas incluso por Ciudadanos.  
Para Ciudadanos, el éxito le ha sonreído y el partido naranja hoy se puede decir que tiene implantación en todas las autonomías, salvo en el País Vasco, porque ir contra los fueros y el cupo se paga muy, pero muy caro (solo ha sacado el 3,15 por 100 de los votos). Ha mantenido los diputados que tenía en Catalunya, pero ha estado muy lejos de asumir un liderazgo como en las autonómicas de diciembre de 2017. Ciudadanos lamenta no haber podido hacer un gobierno de derechas, con PP, a causa del batacazo que se ha dado este partido. Escucharemos si Pedro Sánchez le hace alguna propuesta. 

Unidas Podemos ha retrocedido, pero menos de lo que decían las encuestas, porque en los dos debates televisivos ha recuperado votos que se le habían ido el PSOE. La segregación de Compromís en Valencia ha sido un acierto, dejando a este último casi sin representación en el Congreso de los Diputados.

¿Y en Catalunya? Espectacular ha sido la victoria de Esquerra Republicana que ha ganado seis escaños y ha conseguido cerca de un millón de votos. Le ha ganado la partida no solo a los «comunes», que han perdido cinco escaños sino también a Junts per Catalunya que no ha llegado al medio millón de votos y pierde un diputado (sigue la sangría desde su paso al independentismo), o sea la mitad que ERC. 

Oriol Junqueras se levanta como triunfador frente a Puigdemont y del independentismo. Esto no afectará a la política catalana mientras no haya terminado el juicio a los presos y haya sido emitida una sentencia. 

Ahora habrá que ver si este resultado lo revalida Esquerra Republicana de Catalunya en las municipales dentro de un mes. Otro triunfador es el PSC, que ha ganado en Barcelona, mientras que Esquerra lo ha hecho en Tarragona, Girona y Lleida. De momento, mientras dure el juicio, las espadas van a estar en alto. 

Finalmente, ¿quién hará gobierno? Pedro Sánchez, que ha sido el triunfador de la jornada electoral. ¿Con quién? Con quien le haga presidente sin sujetarle demasiado. Su propósito claro es gobernar solo. Ya lo hizo con solo 84 diputados. Pablo Iglesias no le pondrá muchas condiciones porque el PSOE ha sido el gran ganador, mientras que él ha sido perdedor. 

El único que le podrá poner problemas puede ser Esquerra Republicana. Pero ¿y si llega a un acuerdo con Ciudadanos, a modo de abstención? La vida da muchas vueltas. Habrá que esperar las municipales y autonómicas.
 

Temas

Comentarios

Lea También