Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Santiago y abre España

¿Cómo sería España con menos granujas por metro cuadrado?
Whatsapp

Bruscamente tocado por el dedo de la fama, el director de la Agencia Tributaria, don Santiago Menéndez, ha mostrado al mismo tiempo su zafiedad y su buena fe. El buen señor no ha aclarado ningún dato decisivo, pero hay que agradecerle que se exprese con tan escasa reserva. Nos ha comunicado que lo que tiene en sus manos es la «repera patatera». Hay que remontarse a los tiempos de don Manuel Azaña, cuando los oradores no eran por escrito, para encontrar un ejemplo de elocuencia semejante. No ofreció detalles del ‘caso Rato’ ni del resto de trapisondas ligadas a la amnistía fiscal. Se limitó a decir que son la «repera patatera» y que él dispone de datos sobre el rumbo de la benéfica patata, ese benefactor tubérculo, que nos libró de las hambrunas y crece bajo tierra, como la memoria de nuestras abuelas.

Dicho con toda la falta de respeto, señor director de la Agencia Tributaria: usted es más basto que un condón de esparto, don Santiago. Sus atribulados contribuyentes no nos conformamos con que satisfaga nuestra curiosidad, sin soltar prenda. Tampoco nos satisface saber que la regularización ha permitido aflorar 20.000 millones ocultos en Suiza. Sabemos que una buena capa todo lo tapa, pero no podemos tirar de la manta. ¿Cómo sería España con menos granujas por metro cuadrado? Lo mismo nos cuadraban las cuentas.

En su aireada comparecencia en el Congreso ha asegurado que actuó con «sorpresa y con inmediatez», que son virtudes militares, pero el asalto ha sido civil. Aquí los que lo pasan peor, aparte de quienes no tienen trabajo, son los que lo tienen y les pagan una mierda sin pinchar en ningún palo, porque todos los palos están ocupados pinchando otros excrementos. La Fiscalía se desdice antes de haber dicho nada concreto. En tiempos, la palabra cerrar era sinónimo de acometer. ¡Cerremos contra esos villanos!, dijo el gran don Ramón del Valle Inclán cuando le agredieron unos gamberros de su época, que era anterior a Bankia, pero no antes de que hubiese gentuza.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También