Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion Editorial

Segunda alerta sanitaria por listeriosis

Es fundamental que el rigor de la administración responda a la exigencia del consumidor.

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
La fábrica donde se ha detentado el nuevo brote. EFE

La fábrica donde se ha detentado el nuevo brote. EFE

Esta vez se ha reaccionado de forma rápida y con diligencia, tal y como requieren todos los asuntos que tienen que vez con la alimentación. Ayer, la Junta de Andalucía anunciaba que ha declarado a las 12.58 horas una nueva alerta sanitaria por literiosis al haber encontrado una carne mechada contaminada de listeria de la marca Sabores de Paterna, en la provincia de Cádiz. De momento no se ha descrito ningún caso en personas, pero se han encontrado evidencias en la contaminación de la carne de dicha marca, con fábrica en esa localidad gaditana de Paterna de Rivera. Tal como establecen los protocolos de seguridad alimentaria se han activado todos los mecanismos de control. La alerta ha sido comunicada a la agencia española de seguridad alimentaria y, además, la Junta ha decretado el cese de la producción, la retirada del mercado de la carne mechada e inmovilizado todos los productos cárnicos de dicha empresa. Los proveedores de esa mercantil están localizados en las provincias de Cádiz, Madrid, Málaga y Huelva. El laboratorio de la Junta de Andalucía confirmó que un lote de la carne mechada de Sabores de Paterna dio positivo en listeria por lo que se ha declarado la alerta alimentaria.

Esta es la segunda alerta sanitaria por listeriosis causada por carne mechada de una empresa andaluza. El pasado 15 de agosto la Junta decretó otra alerta por listeriosis causada por la carne mechada de la empresa sevillana Magrudis. El último caso registrado en la provincia de Cádiz se dio el 22 de agosto por consumo de carne la Mechá, de la empresa Magrudis. El Ministerio de Sanidad por su parte ya ha dado aviso a todas las comunidades autónomas de la nueva alerta sanitaria por listeriosis. En materia de alimentación todas las precauciones son pocas. Este país tiene en su haber los casos más dramáticos de intoxicación alimentaria, de manera especial el fraude del aceite de colza que acabó provocando más de 300 víctimas mortales. Es fundamental que el rigor de la administración responda a la exigencia del consumidor.

Temas

Comentarios

Lea También