Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Semáforo en rojo

Whatsapp

Es muy común estar parado en la acera esperando que el semáforo nos dé permiso para pasar y se nos ponen los pelos de punta al ver cruzar el vial a alguna persona mayor, casi siempre varón, con su correspondiente bastón, titubeante pero desafiante, mirando de reojo a los demás peatones y con cara de haber ganado la batalla. Al llegar al otro lado de la acera, espera a la persona que le acompaña con auténtica tranquilidad. No tiene ninguna prisa.

Mientras tanto, su acompañante que se ha quedado en la acera esperando el color verde, le ve cruzar con auténtico nerviosismo, con cara de disgusto pero dispuesto a darle una buena regañina al llegar al otro lado. Al susodicho le da lo mismo, ya debe estar acostumbrado, mientras, se queda mirando al resto de transeúntes que cumple la normativa con un gran sonrisa arcaica. Esto ocurre una y otra vez.

Quizás para remediar su conducta, se les debería dar alguna clase sobre las reglas de viabilidad, comportamientos y respeto básicos, igual como se educa a los más pequeños, por aquello de que además de que pueden perder su vida, ponen en peligro la de los demás.

 

Visitación Juárez Laiz

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También