Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sergi Roberto

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

En el último segundo, puso su pie, y puso en pie a todo el estadio. Sergi Roberto ha entrado en la constelación de estrellas del Barça, el equipo que lo fichó cuando lo tenía el Nàstic y después de brillar en el Santa Creus, de Reus.

A los 12 años su habilidad ya era tan grande que le hacían entrevistas. Fue entonces cuando declaró sus ídolos: Ronaldinho y Zidane. A los 14, estudiando la ESO, tenía permiso para salir de clase una hora antes para llegar en taxi a los entrenamientos del Barça. Muy poco antes del fichaje barcelonista, llegó un fax del Real Madrid ofreciéndole lo mismo.

En estos años –es estudioso– ha tenido tiempo de cursar Administración y Dirección de Empresas en el Institut Químic de Sarrià y de consolidarse como un jugador polivalente en el equipo de Guardiola y ahora de Luis Enrique.

El miércoles, con su humildad y cabeza fría volvió loca a la afición.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También