Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Siete medallas de oro

Whatsapp

Ha sido una gozada y un sufrimiento a la vez, ver a nuestros mejores deportistas luchando para alcanzar la gloria. Algunos lo han conseguido, pero todos se han esforzado al máximo. En algunos casos la lucha ha sido titánica. Son de admirar, tanto los que han ganado el oro, como los de la plata o el bronce. Han sido unos campeones, a pesar de que les habían reducido las ayudas y las becas. No sé qué extraño sentimiento he experimentado, cada vez que sonaba el himno español mientras izaban la bandera, ante algunos sollozos y bocas cerradas. No tienen letra que entonar y aquí cada uno debe imaginarse las palabras que le hubiera gustado cantar. Para nuestra vergüenza, solo tres países en el mundo carecen de letra en el himno y son Bosnia Herzegovina, San Marino y España. Los ganadores que tenían letra en el himno, lo cantaban con inmensa alegría y con menos llanto. Quizás para las Olimpiadas de Tokio tendremos este tema resuelto y la izada será más eufórica si cabe. ¿Seremos capaces de ello?

Si los políticos se esforzaran una millonésima parte de cómo lo han hecho nuestros deportistas, todo sería diferente. También sería buena idea que se les aplicase el salario mínimo interprofesional hasta que consiguieran ponerse todos de acuerdo y dar al pueblo lo que se merece: un Gobierno honrado y capaz de llevar el timón del país para evitar su naufragio.

Maria Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También