Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sin gobierno en ninguna parte

Mientras los políticos dirimen en los parlamentos su pugna particular, el país sigue sin gobiernos, en Catalunya y en Madrid

Whatsapp

El pleno del Parlament de Catalunya en una tormentosa sesión, aprobó ayer las conclusiones del informe de la comisión de estudio del proceso constituyente por 72 votos a favor (JxSí y la CUP) y 11 en contra (Catalunya Sí que es Pot). El PSC decidió no votar pese a permanecer en el hemiciclo, mientras que Ciutadans y el PP abandonaban el hemiciclo la sala justo antes de la votación. La votación desoye las advertencias del Tribunal Constitucional y supone el acto de desobediencia al alto tribunal más relevante de cuantos se han producido hasta ahora. En una comparecencia de urgencia en el Congreso, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, anunció que el Consejo de Ministros de mañana viernes volverá a aprobar un acuerdo para autorizar a la Abogacía del Estado a presentar ante el Tribunal Constitucional un incidente de ejecución de sentencia contra la resolución aprobada por el Parlament. Pero el efecto inmediato de la votación transgresora lo percibió ayer mismo la antigua Convergència al quedar paralizada la aprobación de que pueda formar grupo parlamentario en el Congreso. Ello supone la pérdida de una nutrida dotación presupuestario y relegar a los nacionalistas al oscurantismo parlamentario. Y mientras todas estas guerras palaciegas ocurren en nuestros dos hemiciclos el país sigue sin gobierno operativo en Catalunya y en Madrid. Nuestros políticos merecerían una dura moción de censura.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También