Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Sin resignación ante la violencia machista

La falta de explicación a la violencia  machista no ha de ser excusa para no seguir buscando una solución a esta lacra social.

Diari de Tarragona

Whatsapp

El horrible crimen de Fadua, la mujer asesinada en Salou por su exmarido cuando se dirigía a su trabajo en una conocida heladería de la Pineda, ha conmovido a toda la sociedad tarraconense. El ensañamiento con que el asesino confeso mató a la víctima añade más dolor e indignación si cabe al inenarrable suceso. La pareja llevaba dos años separada y, al parecer, él intentaba recuperar la relación. No consta de que hubiera ninguna denuncia previa por malos tratos, amenazas o temores por comportamientos agresivos. Nuevamente quedamos atrapados en el estupor, pero no podemos resignarnos a la incomprensión de las causas que generan la violencia machista como reconoció la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, en el balance de su despedida del cargo. Son múltiples las medidas que se han adoptado para luchar contra esta lacra social que cada caño siega la vida de decenas de mujeres. La protección de las amenazadas, los teléfonos que no dejan rastro en las llamadas, las órdenes de alejamiento, los juzgados especiales, los pisos de acogida, las movilizaciones de concienciación social, los movimientos constantes de repulsa.. todo ha sido de momento insuficiente para atajar el goteo incesante de asesinatos. Queda como siempre la apelación a la educación, a la educación en un marco familiar de igualdad que rompa de una vez el modelo de dominio del macho, y de la mujer como objeto de propiedad o de sumisión. Todo menos resignarse.

Temas

Comentarios

Lea También