Más de Opinión

Opinión Al margen

Sobrevivir al fundador

Las formaciones políticas solo lo son verdadera-mente una vez pasado el rubicón fundacional

Pedro Villalar

Whatsapp

Un análisis aparecido este lunes en un medio de amplia difusión analizaba la difícil coyuntura de Ciudadanos y de Podemos, ambos en crisis por un problema existencial grave: todo indica que los dos tendrán graves dificultades para sobrevivir al fundador. Ciudadanos se hunde después de que Albert Rivera tuviera que irse abochornado tras un gran fracaso solo imputable a él mismo, y Podemos está seriamente a la baja, como ha podido comprobarse en las últimas elecciones autonómicas, a pesar de que en Cataluña los Comunes hayan conseguido mantener la representación que ya tenían en las elecciones del pasado febrero.

Las formaciones políticas solo lo son verdaderamente una vez pasado el rubicón fundacional. En el momento presente de la política española solo hay dos grandes partidos consolidados, PSOE y PP, ya que ambos han renovado reiteradamente el liderazgo, y la organización -estructura y tradición- sobrepasa el concepto personal de carisma (podrían añadirse a esta exigua lista el PCE, el PNV y ERC, viejos partidos supervivientes).

En el camino han quedado infinidad de intentos ideológicos desde la ‘sopa de letras’ que salió a la luz en los albores de la Transición y hasta hoy día. En el centro político desaparecieron el CDS de Suárez, que no sobrevivió al cansancio del expresidente; el Partido Reformista de Miquel Roca, la UPyD de Rosa Díez. En general, ya es mala señal de continuidad el hiperliderazgo del promotor. Ciudadanos y UP deberán demostrar que son capaces de vencer la histórica maldición.

Temas

Comentarios

Lea También