Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

¿Solidaridad en Europa y España?

¿Es solidario por un igual el Gobierno de España con todas las Comunidades? No lo es
Whatsapp

De vez en cuando, es higiénico preguntarse algo tan obvio como qué es ser solidario. No cabe duda que se trata de una pregunta incómoda, porque según cómo, uno puede llegar a la conclusión de que no lo es y eso puede despertar la mala conciencia. Si por solidario se entiende estar implicado en una ONG, realmente son muy pocos los ciudadanos solidarios, pero si ser solidario significa pagar religiosamente los impuestos, entonces prácticamente todos los ciudadanos adultos somos solidarios, pero no por amor la prójimo, sino por imperativo legal.

La autentica solidaridad comienza, a mí entender, entre otras cosas, con realizar bien nuestro trabajo propio: el día a día. Consiste en apostar por la excelencia y, a la vez, por una labor socialmente responsable. Ser solidario no es un hecho puntual, ni una aventura de verano, sino un compromiso tenaz, constante con la propia labor que a uno se le ha encomendado. Consecuentemente la primera solidaridad con el prójimo empieza, pues, en hacer bien nuestro trabajo. Los que creemos en el buen trabajo no dudamos de las posibilidades que ello tiene para poder ir cambiando el mundo.

La solidaridad que deseamos supone, pues, trabajar para conseguir buenos ciudadanos. Es preciso inculcar en ellos buenas costumbres a través de buenas leyes. Aquí la educación, los medios de formación de masas y una legislación con instituciones adecuadas son elementos claves y determinantes. Los actos y los gestos de solidaridad son realmente beneficiosos cuando de verdad sacuden nuestros egoísmos y comodidades, pero también cuando son un reto al sistema político y a la legislación vigente que provocan, amparan y dan lugar a estas situaciones que se tratan de paliar desde la solidaridad.

Una sociedad socialmente responsable es la que, de algún modo, se arroga al derecho de hacer que sus ciudadanos sean cada vez más solidarios, y estén cada día más comprometidos con los problemas de los más necesitados.

Ser solidario significa tomar conciencia de que las cosas y los hechos pueden ser distintos de cómo son.

Analizando lo que está sucediendo en Europa, en primer lugar y concretamente el tema con Grecia, me pregunto ¿Se está actuando solidariamente? Tanto por la parte de la troica ( 19 democracias, que sabían que la entrada de Grecia, se admitió con documentación falsificada) Pero como interesaba que Grecia entrara para poder exportar, en ese momento, se claudicó de forma irresponsable. Además se ha actuado tarde en el enfoque de las soluciones, exigiendo unas reformas ‘ya’, cuando se sabía que eran , más que difíciles, irrealizables.

Y el Gobierno de Grecia, que se comprometió con su pueblo en las últimas elecciones a solucionar el tema financiero y otros, no teniendo el estudio previo de soluciones y de no ser concientes de que el 50% de los ciudadanos griegos, han tenido que pedir ayuda a otros, no entidades financieras, para poder subsistir el día a día (a pesar de que problema, venía de hacía tiempo), no ha sido solidario con sus ciudadanos. Ahora el problema, está en solucionar la falta de solidaridad desde el inicio, entre ambos, que tiene difícil arreglo a corto plazo.

En segundo lugar en España, es solidaria consigo misma y el Gobierno con todas las Comunidades por igual, teniendo presente el trabajo que cada una de ellas realiza.

Sinceramente y personalmente, creo que no. Por no estar actuando con conciencia social. Es urgente, pues, leyes-reformas serias de solidaridad, ya que estamos muy lejos de que sean de excelencia las actuales si las hay.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También