Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sordera selectiva

Jaume Aparicio López

Whatsapp

Ni todos los de Tarragona son unos delicuentes, ni todos los de Girona destilan pureza. Lógico, dirán ustedes. Hay de todo. ¿Por qué decir algo tan obvio, pues? Porque cada vez que Nàstic y Llagostera filman un nuevo capítulo de su rivalidad esta evidencia se pone en duda. Como si los malos se concentrasen todos en el denostado sur de Barcelona. En Palamós hubo cánticos desagradables. Sí. Por desgracia suenan en casi todos los estadios. Estaría bien erradicarlos de una vez por todas. Pero volviendo a Palamós, hubo insultos en las dos direcciones. Quizás Oriol Alsina sólo oyera los que iban en contra de los suyos. Será sordera selectiva. O quizás puso la oreja a partir del minuto 24, cuando entró el último aficionado grana, después de más de media hora de cola.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También