Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

También suceden cosas buenas

Whatsapp

Diariamente los informativos televisivos nos bombardean con las trágicas noticias que suceden cada día en el planeta, y en contadas ocasiones, nos informan sobre algo bueno que ha sucedido en el mundo, y no es porque no haya buenas noticias sobre las que informar; hay millones de ellas. Bien es cierto que, hay que estar informado de todas aquellas tragedias y graves conflictos que suceden en el mundo, ya sean cercanos o lejanos, aunque el próximo o lejano es algo que cada individuo siente de diferente manera según su sensibilidad. Mi opinión es que cada día se producen también millones de buenas noticias, satisfactorios desenlaces de malas situaciones, personas que cada día arriesgan su vida para salvar las de otros sean conocidos o no.

ONG honestas y solidarias, que dando alimentos, techo y tratamientos médicos a multitud de personas, gracias a la ayuda desinteresada de aquellos que colaboran en la medida que pueden. Abren hospitales en aquellas zonas del mundo más necesitadas de asistencia sanitaria. Se crean escuelas en el llamado tercer mundo y en otros continentes sacudidos por la pobreza, para poder formar a los jóvenes, buscando que en un futuro no sean esclavos de la ignorancia y del miedo impuesto por hombres crueles y sin escrúpulos, codiciosos que tan sólo tienen ansia de poder. A diario religiosos y religiosas, alimentan, curan y salvan vidas de hombres mujeres y niños en las llamadas misiones, etc., etc. Yo creo que cada día pasan cosas buenas en nuestro planeta, imposible enumerarlas todas. Dicen los hebreos: Cuando una persona salva una vida, salva al mundo. Esto merece una reflexión. Soy consciente de que mi pretensión de que los noticiarios televisivos, dediquen parte de su tiempo y medios a investigar y informar sobre las buenas cosas que suceden en nuestro mundo cada día, es una utopía.

Quizás un programa exclusivo para esto sería una buena idea. Pero decidme, ¿no sería bonito tener el deleite de informar al mundo que, a pesar de las tragedias que nos azotan continuamente, suceden a diario cosas maravillosas que en vez de hacernos llorar de tristeza, de impotencia o de compasión por los que sufren, nos hagan llorar de alegría por las continuas victorias de muchísimas personas que quieren hacer de este mundo, una tierra de paz, personas que no pierden la esperanza y que a pesar de la avalancha de noticias trágicas, viven convencidas de que aunque la lucha es dura, el bien es más fuerte que el mal. Alguien dijo, «si después de unas lágrimas de emotiva alegría, se esboza en tu rostro una sonrisa, el cielo se abre de par en par».

Pedro Javier Marín Garreta

(La Pobla de Montornès)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También