Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona, la jungla de asfalto

Whatsapp

Cada vez me cuesta más salir a la calle. La invasión de ciclistas en todas las aceras de peatones en la ciudad es generalizada. Van a toda velocidad entre la gente sin respetar a los peatones, sin ser conscientes de que constituyen un peligro para la integridad física de las personas que van a pie y muchas veces no pueden reaccionar porque son personas mayores o simplemente porque los ciclistas aparecen por la espalda y no se ven.

Este ayuntamiento no parece tener ninguna normativa sobre la circulación de bicicletas por las aceras y si la tiene no hay control ni sanción.

Lo peor es que en poco tiempo la situación se ha descontrolado y se ha convertido en un calvario salir a la calle. Todo el mundo hace lo que quiere sin ningún respeto. No hay que olvidar que las bicicletas son vehículos con una estructura metálica y que adquieren una cierta velocidad y un encontronazo puede hacer mucho daño a una persona. Tampoco hay que olvidar que paseos y aceras son para caminar y no para que circulen vehículos.

¿Cuantos accidentes y personas contusionadas necesitamos para que el consistorio reaccione? Los ciclistas se quejan de que no hay carril-bici, pero ¿qué culpa tenemos los peatones?

Regina Pérez

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También