Opinión EDITORIAL

Todos ganan, todos pierden

Los resultados del 26-M confirman el comportamiento dual del electorado. Una mano puede votar dos opciones

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Ballesteros ha ganado las elecciones, pero no tiene asegurada la alcaldía.

Ballesteros ha ganado las elecciones, pero no tiene asegurada la alcaldía.

Hasta ahora era moneda común que en el balance del día después de las elecciones todos los partidos encontraran argumentos para sostener que habían ganado. Esta vez también ha sido así, pero nadie ha podido ocultar que también han saboreado al mismo tiempo la derrota. Los socialistas ganan las europeas y avanzan en el mapa municipal, pero dejan escapar las emblemáticas plazas de Madrid. En el caso de Catalunya el dulzor que habían dejado las generales se ve ensombrecido por la pérdida de Lleida y el retroceso en Tarragona, si bien Ballesteros puede conservar la alcaldía mediante pactos puntuales, una fórmula que ya ensayó en uno de sus anteriores mandatos. El Partido Popular asume una nueva derrota que, no obstante, maquilla con la recuperación de la alcaldía y la comunidad de Madrid. El barómetro de medición indirecta del independentismo tiene escenarios diversos. Ganan en las europeas, donde tanto Puigdemont como Junqueras consiguen escaño. El líder refugiado en Waterloo vence en Catalunya a su colega de ERC y sin embargo es Esquerra la que da el sorpassso a los exconvrgentes en los municipios catalanes. Los efectos contradictorios también tienen lecturas pormenorizadas. Barcelona tendrá alcalde de ERC, pero los independentistas en su conjunto pierden tres escaños. Las conclusiones generales ratifican el comportamiento dual del electorado. Un mismo ciudadano puede votar una opción en las elecciones generales, elegir otra opción en las elecciones europeas a celebrar un mes después y seleccionar una papeleta distinta en las municipales consumadas la misma jornada. Es evidente que todos los partidos tienen una base de electorado fiel, pero también se ha demostrado  el comportamiento volátil del elector. En los comicios locales cuenta mucho el factor personal del candidato. Comicios percibidos como lejanos (caso de las europeas) se utilizan como plataforma de voto experimental o de castigo. Y finalmente la sucesión de convocatorias en poco tiempo distorsionan los criterios del votante.

Temas

Comentarios

Lea También