Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

'Top manta', tolerancia cero

El 'top manta' atenta contra los derechos industriales y de propiedad intelectual y no puede tolerarse bajo ningún falso argumento
Whatsapp

La comparecencia, a petición propia, del conseller de Interior, Jordi Jané, ante el Parlament despejó ayer cualquier duda -si es que en algún momento pudo haberla- sobre la actuación de los Mossos d’Esquadra en la operación contra el top manta en la que murió un súbdito senegalés al caer por un balcón. El luctuoso suceso ha puesto nuevamente sobre la mesa un fenómeno que cada verano invade las poblaciones costeras y que está adquiriendo dimensiones verdaderamente preocupantes. Como destacó el conseller en su intervención parlamentaria, el top manta supone un negocio delictivo que atenta contra los derechos industriales, contra la propiedad intelectual y contra la hacienda pública. Pero además, propicia la creación de redes de explotación de inmigrantes que encuentran en la venta ilegal un modo de supervivencia perverso que conduce a fatales desenlaces como en el caso de Salou. Y lo que es peor, aboca a personas sumidas en la desesperación a actuaciones violentas que en modo alguno pueden justificarse. No es de recibo ni puede tolerarse que se ataque de forma salvaje a los agentes de la autoridad, ni que se corten las vías del tren, ni que se ataque el mobiliario urbano impunemente. Actuaciones de este tipo no merecen el más mínimo resquicio de comprensión por lo que debe castigarse a los culpables con el peso de la ley. Todo ello sin olvidar la exigencia de llegar hasta el fondo de quien maneja los hilos de este negocio internacional.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También