Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Multa a una discapacitada

Hace más de un año que reclamo al Ayuntamiento de Miami Playa 150 euros y no me los quieren pagar.

Los 150 euros corresponden a tres multas que me pusieron injustamente de 200 euros cada una, unos 600 euros en total, teniendo la tarjeta de aparcar en zona de discapacitados, y para dar fe que la tenía en regla solicité al Ayuntamiento de Miami Playa un extracto o copia con el sello del Ayuntamiento que ratificara que soy titular de la tarjeta y no estaba caducada. Con excusas poco fiables, no me la dieron. Así pues me presenté a la asistenta social con mi certificado de minusvalía para que me renovasen y actualizasen mi tarjeta de aparcar que no caducaba hasta el 2016, ya que me dieron a entender que la que tenía no estaba regulada a las nuevas leyes posteriores a la misma, cosa de la que en ningún momento fui informada ni por carta ni por los organismos competentes, y mi sorpresa fue que me la querían quitar.

Así me vi totalmente indefensa y por temor a si no lo pagaba a tiempo me sumaría intereses recargos, tuve que solicitar un abogado de pago para que me hiciera todos los trámites y papeleos legales a presentar en las instituciones correspondientes para su estudio y valoración. La resolución fue a mi favor, pero tuve que pagar al abogado por sus diligencias y es lo que reclamo, ya que si me hubiesen dado dicho papel cuando lo solicité en su momento no tendría que haber molestado al abogado.

Laura Rodríguez Muñoz

(Miami Playa)

Vivir sin amigos

En esta maldita sociedad moderna, una cosa que necesita el hombre es la amistad. El amigo ha de ser como el dinero, que antes de necesitarlo, se sabe el valor que tiene, la amistad no se compra, aunque muchos la venden, que los amigos comprados, no lo son y valen poquísimo. No se puede estar viviendo como un anacoreta, comiéndote el coco, hablando solo y sin confiar ni en tu sombra, si sabes buscar siempre habrá un amigo. Un amigo es una persona con la que se puede pensar en voz alta, un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano. El victorioso tiene muchos ‘amigos’, el vencido buenos amigos, uno que sea amigos de todos no es amigo de nadie. El dinero no nos proporciona amigos, sino enemigos de calidad. Se ha llegado a un punto, en esta corta vida, que el que tiene un buen amigo tiene un tesoro, si haces amistad con un cojo, aprende a cojear y si buscas un amigo sin defectos, te quedaras sin ellos. Los hijos crecen, remontan el vuelo y lo que en realidad siempre perdura es la amistad. El que abandona a un amigo, es que nunca lo ha sido. La única manera de hacer un amigo, es serlo.

Antonio Casero López

(Reus)

Art a Catalunya, 1950-1977

Arnau Puig, en Els antecedents immediats d’art a Catalunya 1950-1977, escriu: «Com que em sento responsable i en part actor directe dels fets culturals ocorreguts a Catalunya entre el febrer del 1939 i el 1950 esmentat, no em puc estar de dir i recordar que ja des del 1942 sentíem, alguns dels joves que vivíem a Catalunya, la necessitat no només de retrobar una cultura ancestral elaborada durant i per la història, que en aquells moments es volia aniquilada per la força de les armes i pel control constant dels esperits individuals mitjançant mordasses i tota mena de líquids i instruments.»

Certament, Arnau Puig i el cèlebre Cirici Pellicer, entre altres, són els directes responsables en el nostre país de la decapitació de la tradició plàstica pròpia d’Occident que incomprensiblement la CIA imposà en els cínicament anomenats «congressos per la llibertat de la cultura» a la devastada Europa en el període de la guerra freda. És per això que a l’exposició del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) ‘Del segon origen. Arts plàstiques a Catalunya, 1950-1977’, els artistes plàstics figuratius d’aquest període, hi són olímpicament vetats i ignorats.

Jordi Pausas

(París)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También