Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

La noria

Los partidos han iniciado ya su particular campaña electoral. El Partido Popular con sus peculiares promesas, que evidentemente no van a cumplir, pero tratan de embaucar a los que se dejen y puedan; también presumirán de logros interminables; dicen haber creado mucho empleo, pero no dicen de la calidad y la forma; hay contratos que se repiten cuatro veces en un mes, o sea, cada fin de semana, otros son cursillos de formación y otros han cambiado de desempleado a pensionista.

De la pérdida de contratos arraigados y con antigüedad en muchos casos superior a 30 años nadie habla, ni oposición, ni sindicatos, nadie se acuerda de estos trabajadores, muchos de ellos con edad superior a los 50 años.

Ahora la única obsesión es la descalificación entre los partidos, ya sea entre el bipartidismo y sus gamas blancas o los autonómicos, buscando cualquier excusa para fomentar la todavía no iniciada campaña electoral.

Todo esto es muy sabido, es una copia de las anteriores campañas e igualmente su único fin, principalmente del Partido Popular, como ya se ha demostrado; muchas promesas pero al final nos encontramos con casos de corrupción blindados y con pocas ganas de resolver.

La solución no va a ser las promesas de unos ni otros, la solución será la renovación tácita y espontánea del electorado, por sistema, digamos noria.

Situémonos ante una noria de 36 cangilones, en los números 1, 2... viajarán los ciudadanos más jóvenes, 2, 3, 4 años... y en los 34, 35, 36 viajarán los octogenarios y más edad, esos que posiblemente son más fáciles de amedrentar por parte de los políticos en especial por el partido en el gobierno, queriéndoles inculcar la idea de que no hay que cambiar nada, que todo funciona muy bien.

La noria sigue girando y los ciudadanos jóvenes, los que todavía no han votado ya van reemplazado a los octogenarios y así sucesivamente, la noria poco a poco, se va llenando de ciudadanos que ya no tienen nada que perder, han perdido el derecho a un trabajo digno, lo mismo que la sanidad y enseñanza que el Partido Popular ha convertido en un lujo, todos los cangilones van repletos de ciudadanos, que por no tener no tienen ni derecho a protestar, pero la noria sigue girando.

Los políticos del Partido Popular, siguen con sus falsas promesas y sibilinas amenazas, a los catalanes no nos debería importar el resultado del 27-S, el camino ya está trazado y, la noria la sigue girando, implacable gira y gira, cambiando así el espíritu social, la renovación del voto es incuestionable, ha llegado la hora de nuestra juventud y el derecho a decidir.

Emili Roca Miguel

(La Nou de Gaià)

El Síndic y los derechos lingüísticos

En respuesta a la carta publicada en el Diari de Tarragona, el 9 de agosto, sobre la supuesta indefensión de los castellanohablantes ante el Síndic de Greuges de Catalunya, queremos dejar constancia de los siguientes puntos.

El Síndic defiende el derecho de cualquier persona a expresarse ante la Administración y a ser atendida por ésta en cualquiera de las dos lenguas oficiales –catalán o castellano– tal y como le encomienda la ley.

En los últimos años nuestra institución ha recibido diversas peticiones de personas que reclamaban ser atendidas en castellano por la Administración sanitaria y, a partir de las recomendaciones del Síndic, en todos los casos se ha dado respuestas satisfactorias, garantizando, así, los derechos de todas ellas.

Dicho esto, y con la voluntad de difundir nuestra labor, invitamos a la autora del escrito a presentar una queja si considera que sus derechos han sido vulnerados.

Servicio de Atención a las Personas. Síndic de Greuges de Catalunya

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También