Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Calefacció a les Aules d’Extensió Universitària

A la plaça del Pallol, les Aules d’Extensió Universitària per a la Gent Gran, ofereixen cada dilluns i dimecres unes conferències donades pels professors de la URV, força interessants i entretingudes a la vegada. Procuro no perdre’n ni una. La llàstima és que no estigui ple de gom a gom, ja que a Tarragona em consta que hi ha molts jubilats. Molts no ho deuen saber, i potser amb una mica de divulgació s’ompliria.

Ahir, quan ja em disposava a seure, veig que un company s’apropa amb aire cerimoniós i em diu: «Elisa, hauries de fer una carta». «Què passa?», responc. «Doncs que en tot el trimestre no ens han posat la calefacció i, la veritat, a molta gent li fa falta». En aquell moment observo que jo mateixa em disposava a seure sense treure’m la jaqueta. «No hi deu haver diners», li vaig respondre, però tot seguit va dir: «no hi ha diners només per a aquesta planta?» Quedaran molt agraïts si se’ls posa calefacció.

M. Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

‘Per fi és nostre!’...

...y de los gatos en su día también, porque de los tarraconenses, como que no. Parece ser que el interior del edificio tiene varios objetivos, pero yo me permito exponer una idea para tiempos de crisis.

Teniendo en cuenta que una sociedad que cultiva la solidaridad es más humana y más justa, seguro que se sentiría muy satisfecha de poder colaborar en dar a conocer a nuestras dignas personalidades que se han distinguido por dedicar una parte de su tiempo libre a los demás y aportar a la imperial Tarraco diferentes carencias como patrimonio, cultura, proyectos en desarrollo socio-económico, asociacionismo, etc., en beneficio de la ciudadanía. Otra actividad seria tener exposiciones permanentes e itinerantes de aquellos ciudadanos que han sido importantes por su entrega y dedicación en los temas de la ciudad, desde los primeros tiempos de Kesse hasta los actuales de la química, el turismo o Internet. No nombro a nadie en concreto pues me dejaría a muchos. Es cuestión de consultar los diferentes archivos de nuestra ciudad para que las personas adecuadas valoren y decidan quiénes han de integrar tal exhibición. El tema económico y de seguridad está estudiado a fondo.

Una urbe se la quiere cuando se la conoce y una buena forma es revelar aquellas personas que a través del tiempo han consolidado un diseño para convivir culturalmente sus diferentes generaciones. Gente de casa que han dedicado una buena parte de su tiempo, sin ningún beneficio económico, a estudios, trabajos de investigación, exposiciones de todo tipo, fotografía, teatro, música, historia de las asociaciones, etc. Es una verdadera lástima que queden con el paso del tiempo en el olvido. El conjunto de los tarraconenses, además de estar informados, lo agradecerán y serán los primeros en dar a conocer nuestra historia de la que sin duda todos nos sentimos muy orgullosos de formar parte.

Si la idea no es entusiasta, no pasa nada, se archiva y punto.

Visitación Juárez Laiz

(Tarragona)

El beso en la antigua Roma

Hacia el año 30 a.C. , en tiempos del emperador Augusto, en Roma se hizo costumbre el beso como saludo entre los varones romanos, especialmente entre los nobles y patricios. Durante el imperio de Claudio I, al declararse una epidemia de erupciones cutáneas, se comprobó que la enfermedad sólo afectaba a los varones patricios, y no a las capas medias y bajas, ni a las damas de cualquier estrato social, ni tampoco a los esclavos, por lo que dedujeron que el contagio se debía a aquella costumbre de besar. No obstante, la moda continuó extendiéndose, ya en tiempos de Domiciano, al resto de los ciudadanos romanos. El poeta Marcial señalaba que era imposible sustraerse en Roma de esa forma de saludo y que, por tanto, se hacía incómodo pasear por la ciudad.

F. Ortiz de Pinedo Mendiluce

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También