Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Agraïment a la residència Marià Fortuny de Reus

El nostre pare va morir el 4 de febrer després de gairebé un any d’estar a la residència Marià Fortuny de Reus. Tota la pena que vam sentir el primer dia que el vam deixar per no poder atendre’l com haguéssim volgut, es va anar convertint en alegria, confiança, tranquil·litat, seguretat, amistat, família... mots que expressen la gran professionalitat i estimació que tenen vers les persones grans i els seus familiars tota la gent que treballa en aquesta residència

La família Piñol-Espuny volem fer una reconeixement a tot el personal que hi treballa per cuidar de la nostra gent gran amb afecte, amor i respecte. Són Grans en majúscula com a professionals i com a persones

Gràcies, Gran Família de la Residència Maria Fortuny, per haver cuidat el nostre pare com si formés part de la vostra família. Sempre us recordarem i us estarem agraïts. Continueu així.

Jordi Piñol Espuny

(Almoster)

Volver al 'guerracivilismo' 80 años después

En los últimos tiempos, algunos parecen, en nuestro país y en nuestra ciudad, empeñados en volver al ‘guerracivilismo’ y en crispar la vida política, sobre todo cuando se la compara con el espíritu de consenso que inspiró la transición. Como decía en su Plumilla La verdad completa el Sr. Antoni Coll y en la carta Tarragona, a vueltas con el franquismo el Sr. Gonzalo Quirós, es sorprendente que mientras las generaciones de izquierdistas que vivieron la Guerra Civil, el exilio y la clandestinidad supieron pasar página y acordar con las fuerzas de derecha una política de reconciliación y concordia para construir un régimen democrático; parte de las nuevas generaciones de izquierdistas e independentistas ponen el acento en un afán revanchista y una virulencia antifranquista y anticlerical sorprendentes en quienes nacieron después de la muerte de Franco y en pleno periodo democrático. Además, haciendo gala de dos raseros de medir y un gran maniqueismo, se olvidan de los desmanes y las atrocidades cometidas por la otra parte. Es como si algunos quisieran reescribir la historia y ganar la guerra con casi un siglo de retraso. Como dijo el gran Joaquín Sabina, al ser elegido Hijo Predilecto de Andalucía, parafraseando al poeta Antonio Machado «abrácense, por fin, las dos Españas. Muera el siniestro guerracivilismo».

Maria López García

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También