Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Totes les cartes del dia

Whatsapp

¿Arte? contemporáneo

Unos imitadores locales de Histro Javacheff han envuelto la estatua de Roger de Lauria y el grupo de los Héroes de 1811 y nuestra concejal, Sra. Floría, declara, en su defensa, que «el arte contemporáneo es provocación. Provocar que la gente piense».

Debemos concluir, entonces, que un puente envuelto en papel de embalaje, un urinario de cerámica o un tiburón en formol (o una cabeza de vaca en descomposición o tres ovejas muertas colocadas emulando sendos cuadros de Bacon) –Hristro Javacheff, Marcel Duchamp o Damien Hirst– provocan e incitan a pensar. Pero, aun admitiendo que el llamado «arte contemporáneo» pueda provocar, nunca podrá conmover porque no es una manifestación de «arte» en el sentido que le dio la Grecia clásica –«areti»– (y, de ahí, ars-artis) y, posteriormente, Covarrubias, ni nunca podrá formarnos como Baumgarten, Hegel, Schiller o Leonardo de Vinci («Tratado de pintura») ni inducirnos a reflexionar como Ortega, Argan, Camón Aznar, Lafuente Ferrari, Croce o Kandinsky (La gramática de la creación; De lo espiritual en el arte; Punto y línea sobre el plano), aunque, en realidad, es más sencillo: basta con leer el libro «Malestar en los muesos», de Jean Clair.

P.D. El diario «La Vanguardia» publicaba, en 28 de mayo pasado, un suelto: «Las misteriosas gafas que ‘colaron’ como obra de arte sin serlo».

Emilio Garabatos Miquel (TGN)

Prendre mal en un bar que no té assegurança

El dia 13 d’agost de 2014, Maria Teresa Pagà Fabra, veïna de Deltebre, va anar a prendre un refresc a un xiringuito de la platja L’Arenal a L’Ampolla. Abans de marxar, Maria Teresa va tenir la necessitat d’anar al servei. Per poder accedir al servei, ella es va veure obligada a passar pel darrere d’una barra de bar on hi havia una catifa de goma. Aquesta catifa es trobava en molt mal estat de conservació: descansava lliurement sobre el terra, solta i sense cap tipus de fixació, i a més a més, estava desgastada, esgarrada i feta miques. Maria Teresa va ensopegar amb la catifa de goma i va caure a terra.

Les lesions que va patir van ser prou importants per requerir l’assistència de l’ambulància, que de seguida va acudir per traslladar-la a l’Hospital, on va ser atesa. També va acudir el cos de Mossos d’Esquadra. Un cop rebuda l’alta mèdica, va decidir prendre les accions oportunes per denunciar el fet, però va resultar que els propietaris de l’establiment no tenien contractat cap tipus d’assegurança i, a més a més, encara pitjor, no volien fer-se càrrec de l’accident; ni tan sols es van dignar a fer una trucada per preocupar-se per l’estat de la víctima. Es va presentar una demanda judicial i, el dia d’avui, dos anys després de l’accident, la situació no ha canviat: Maria Teresa va prendre mal en caure en un establiment per culpa d’una catifa en mal estat, i aquest, sense cap assegurança que el cobreixi, la ignora, menysprea i abandona a la seva sort, en declinar tota responsabilitat sobre cap indemnització envers la seva persona.

Rosana Bonet Pagà (Deltebre)

Símbolos independentistas en los accesos de Reus

He participado, como en otras ocasiones, en la encuesta del viernes último sobre la instalación de símbolos independentistas en los accesos a Reus. La opinión aportada por más de 400 lectores debe considerarse como un éxito de participación para este medio. El resultado del 90% de los lectores en contra de tal medida debería hacer recapacitar al Ayuntamiento de Reus sobre una iniciativa que, a todas luces, tiene la opinión pública en contra.

J. A. Martínez (Salou)

¿Renta básica?

Recuerdo que vivir como un rentista siempre ha sido privilegio de pocos. Pero si consideramos que todos somos copropietarios de la riqueza nacional, tendríamos derecho a recibir una renta periódica, que garantizara nuestra autonomía y subsistencia.

Este es el objetivo de la renta básica, una idea formulada por primera vez en las postrimerías del siglo XVIII y que vuelve a replantearse ahora, en parte por el temor a que los robots dejen sin empleo a muchos trabajadores poco cualificados.

Contar con una red de seguridad ante el desempleo o la incapacidad está en la base del Estado social de nuestros días. Pero la renta básica es distinta de otros mecanismos de solidaridad. Según la define uno de sus partidarios, Philippe Van Parijs, una renta básica es «un ingreso conferido por una comunidad política a todos sus miembros, sobre una base individual, sin control de recursos ni exigencias de contrapartida».

Teniendo además en cuenta que los robots no consumen, para poder seguir produciendo es necesario que haya consumidores con garantías de pago por los productos, la renta básica garantiza el consumo y, por tanto, la producción.

Jesús Domingo Martínez (Girona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También