Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Laicidad del Estdo no es Estado laico

En cuanto a nuestra Constitución, el concepto laico no aparece por ninguna parte, por ello no parece justo denominar al Estado como laico sin más explicaciones.

El diseño de nuestra Carta magna de acuerdo con los arts. 14 y sobre todo del 16 en materia religiosa es el siguiente.

Se reconoce el derecho de libertad religiosa con generosidad para los individuos y los grupos religiosos, sin más límite que el orden público previsto por la ley.

El Estado no tiene religión propia, es aconfesional, pero los poderes públicos se comprometen a tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantener las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones religiosas. Ese es el marco completo del tratamiento religioso en España.

El profesor Viladrich en los años 80 desarrolló el concepto de laicidad del Estado, entendiendo por tal que el Estado no es competente en materias religiosas en cuanto tales, que la Fe es libre de Estado, que por supuesto el Estado ni es ateo, ni agnóstico, ni confesional, ni concurre, ni compite, ni sustituye al ciudadano en su creencia religiosa.

Por ello la laicidad significa que el Estado en cuanto tal es Estado y se relaciona con el hecho religioso y las confesiones a través del Derecho en su repercusión social y jurídica.

Esto lleva a concluir que el Estado no puede ser agresivo, hostil, laicista frente a la religión. Cosa diferente sería equiparar Estado y sociedad, la sociedad mantiene sus creencias que deben ser tenidas en cuenta por los poderes públicos y reguladas por acuerdos con las confesiones religiosas (en España con la Iglesia católica y, por el momento, con musulmanes, judíos y protestantes).

Otro equívoco, a mi entender, es el contraponer laico a confesional o religioso, de tal modo que si eres creyente o cuentas con tus convicciones religiosas, ya no eres laico.

Laico lo es el creyente y el no creyente, porque ambos son ciudadanos en plena igualdad, ni más ni menos.

Por tanto, personalmente no renuncio a ser laico.

 

Enric Barrull Casals

(Girona)

 

Esperpent al Congrés dels Diputats

Societat Civil Catalana (SCC) serà rebuda al Congrés dels Diputats d’Espanya perquè expliqui davant una comissió la situació «real» a Catalunya.

No em digueu que no sigui un veritable esperpent que els senyors diputats considerin que parlar amb aquesta gent els pugui servir per copsar res real del nostre país, entre altres coses perquè aquesta associació o el que sigui, és més aviat «virtual».

Quants socis són?; les fonts més optimistes parlen de 60 o 70, ara bé, manegen uns pressupostos que algú hauria d’explicar d’on surten, a més de tenir una presència mediàtica absolutament desproporcionada a la seva implantació.

Aplicant una mica de proporcionalitat l’Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) o Òmnium haurien de tenir un parell de cadenes de ràdio i de televisió en exclusiva per a cadascuna, i haurien de ser rebudes, com a mínim, al Consell General de l’ONU!

 

Agustí Vilella i Guasch

(Cambrils)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También