Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Totes les cartes del dia

Whatsapp

Demano permís per parlar

En resposta a la carta publicada al Diari de Tarragona el passat 15 de març del Sr. Jordi Ferré, li vull respondre el següent:

Vostè no és el terratinent de la Part Alta, vostè no té cap dret ni poder per fer-me callar a mi ni a ningú. Coneix el concepte llibertat d’expressió? Doncs això, que tothom té dret a expressar la seva opinió.

La nostra Associació no ha estat, està ni estarà mai controlada per cap partit polític. La nostra intenció és millorar totes les mancances que té el barri i així fer-lo millor.

Jo de moment no he pogut fer cap renúncia personal perquè he de treballar cada dia, ja que tinc una família al darrere i alhora trec hores per dedicar-me al barri i defensar les mancances que pateix aquest.

Espero que tingui sort en el seu salt a la política. I perdoni si l’he molestat, ja que no m’ha donat permís per parlar... Gràcies.

Manel Rovira

(Tarragona)

A todo tren

Es como si hubiéramos cogido una pendiente y alguien nos hubiera quitado los frenos. Cuesta creer que hayamos llegado hasta esta increíble situación. La Justicia no da abasto a nombrar imputados, sentencias condenatorias y advertencias. El tren ha cogido tal velocidad que ya no puede parar. Algunos intentarán saltar por la ventana para ver si se salvan, otros permanecerán sentados, incrédulos de ver lo que está pasando ante sus ojos. Incluso habrá quien piense ¿y qué hago yo ahora con todas las comisiones que me he llevado si no he de poder disfrutarlas? Mientras que otros piensan ¿qué hago yo subido en este tren? ¿Quién ha puesto a este maquinista que nos lleva al desastre? Muy lamentable ha sido descubrir todo este desastre de gobernantes (sean del partido que sean) que se han dedicado a hundir al ciudadano destruyendo su futuro. Ya puedes trabajar duro que nunca vas a salir del agujero. Sueldos de miseria, tengas los estudios que tengas, mientras que ellos se han puesto sueldos de vergüenza, aunque tengan pocos o nulos estudios. Pero aparte de las jubilaciones que se han adjudicado, no contentos con esto, salen las comisiones por aquí y por allá.

Los casos que van saliendo nos dejan de piedra y parece que sean los últimos pero esto va creciendo. Podríamos decir que vamos sobre un largo tren expreso, sin freno y a la deriva, pero nosotros, no los que nos gobiernan, ya que nos han demostrado que ellos ya tienen las espaldas cubiertas y por mucho que les condenen, no se devuelve nada. Y en muchos casos el tema ha prescrito, lo cual añade cachondeo a la desgracia. No hay palabras para definir tal desastre.

M. Elisa Aragonés Domènech

(Tarragona)

Blasfemia en Gran Canarias

La Gala Drag del Carnaval de Las Palmas ha generado polémica. Fue una burla a los sentimientos religiosos de millones de cristianos del mundo entero. Encima, con premio. En la víspera del inicio de la Cuaresma, intentaron ridiculizar la figura de la Virgen y la del Cristo en la Cruz. ¿Sabrán que queremos tanto a la Virgen porque es la criatura más sagrada que ha aparecido en este mundo y que Jesucristo nos la dio, a todos, por Madre cuando ya no le quedaba ni un gota de su sangre, que la había derramado por amor? Es terrible la oleada de odio irracional a la religión cristiana que se respira en algunos ambientes sociales y políticos. Ese show blasfemo quebranta el corazón de los creyentes y revuelve el estómago de gente no creyente pero de buena voluntad. Irrespetuoso con las creencias, es impropio de unas fiestas de Carnaval sanas.

Si creen que con la burla a lo sagrado van a resquebrajar la Fe de los cristianos, están muy equivocados: esos actos crean unidad y un fervor intenso, como quedó de manifiesto el 3 de marzo en la catedral de Gran Canarias, abarrotada de fieles convocados por el Obispo para desagraviar por tamaña blasfemia. Como se preguntó Monseñor Casen: «¿Es que no hay límites a la libertad de expresión?». Fuera de la catedral, ni pizca de éxito para la sentada de los grupos de apoyo a Drag Sethlas. Ahora, esperemos que la Justicia actúe, como ordena el art. 525 del Código Penal.

Josefa Romo

(Valladolid)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También