Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Totes les cartes del dia

Whatsapp

En record a Don Anton Andreu, mestre del col·legi Sagrada Família de Tortosa

Anton, has marxat i se’ns han quedat coses per fer, bàsicament un cafè, una abraçada, costava tenir contacte físic. Els records fan arribar la tristor de l’enyorança i, sense voler, les llàgrimes ofeguen els pensaments. I ara què? Pos te diré que amb la teua marxa he après que el més important és el camí, no és el final, que de final, tots tard o d’hora en tindrem algun. El camí: posar-hi ganes, il·lusió, passió i dedicació a tot lo que fas a la vida.

La història es resumeix en quatre seients: una banqueta en un camp de bàsquet, el sillón de la teua classe del Seminari, la millor equipada i la millor orientada, el seient d’aquell 4x4 negre ben gros i ben gran que et vas comprar per poder portar milers de jugadors al partit i alumnes d’acampada des de Lo Cau, aquella cova dels baixos del col·le per preparar les excursions al Port, i un tamboret al Ribera, amb un cafè o un quinto i uns berberechos i el fútbol a la tele. Com a bon fill de gent de monte, esquerp, un poc cínic i sobretot allunyat de sensibleries, l’antítesi de ‘guant de seda i puny de ferro’, era més be al revés: puny de seda i guant de ferro! Bitxooooo, vaaaaaa, Senyoretaaaaaaa, no vull tornar a vore que fa aixo! L’art d’un bon crit pegat a temps, personificat.

La motxilla on portaves de tot, fins i tot compreses, el cigarret , les ulleres i la barba; les armes del superheroi. El teu llegat com a docent i esportista ha de portar que apareguen centenars de Don Antons, la nostra societat en té l’obligació. Els fills que no vas tindre han estat els alumnes i els jugadors que has format i educat. L’exemple que has deixat en serà la llavor. La teua petjada és tan gran que no s’esborrarà mai, tots els qui hem tingut la sort de gaudir-te en som la conseqüència. Adéu, amic. Per cert, t’estimo i moltes gràcies, mestre!

Francisco Ramon

Marqués Castellano

(Tortosa)

Ampliación anormal del paseo de la playa de La Móra

Se ha producido con sorpresa un inusual cierre al paso de vehículos en unos 50 metros lineales de la calle paralela al mismo paseo, al parecer indispensable para destinarla como zona anexa al actual recorrido con el fin de poder absorber el incesante aumento de ciudadanos que desean disfrutas y gozar de este maravilloso y bello entorno tarraconense.

Si esta ha sido la finalidad, les propongo otra solución, ya definitiva, totalmente gratuita y capaz de absorber este problema.

Se trata de pedir a las autoridades competentes que actúen en defensa de los ciudadanos y exijan el cumplimiento de la Ley de Costas del Gobierno, la cual ordena que no sólo se limite a regular el dominio público marítimo-terrestre, sino que además impone una serie de limitaciones a las ocupaciones que puedan producirse en terrenos colindantes con el mismo.

El actual Paseo de la Móra, brusca y traumáticamente estrangulado, debe completarse en su totalidad no sólo por la presión de las asociaciones y público que tiene derecho a exigirlo, sino que las mismas autoridades competentes, por obligación y de acuerdo con el artículo, 28.1, «Servidumbre de acceso público y Gratuito al Mar», tienen el deber de destinarlos al uso público, abriéndose al mismo cuando no lo estuvieran. Se une la fotografía del primer mojón, de los seis que siguen, localizados y fotografiados situados a lo largo del arco de playa, donde en ninguno de ellos se respeta esta orden y el espacio que media para su uso público está invadido y ocupado por la empresa que explota el camping.

En octubre de 2005, ya se denunció en los medios de comunicación social, sin obtener reacción oficial por parte de nadie y ahora, inesperadamente, se ha efectuado el corte de la calle quizá para justificar una falta de espacio que, en opinión general del público, no tiene ni cabeza ni pies y da a suponer que busca desviar la razón oculta que quiere justificar el fin de este absurdo.

A pesar de que ahora tampoco por inhibición de unos de sus obligaciones de sus cargo y otros no reaccionan por no exigir seguir disfrutando del amor a la belleza de este ámbito y no se puede completar, habrá que reconocer que algún día el sentido común, la comprensión, la buena voluntad y el amor al entorno de Tarragona se impondrá y se podrá conseguir completar felizmente este paseo, sin necesidad de denuncias ni pleitos. autoridades, ciudadanos; ¡Sería tan fácil cumplir la Ley!...

José M.ª Espasa Civit

(Tarragona)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También