Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Totes les cartes del dia

Whatsapp

La Dinamarca de ‘Hamlet’

Quan estudiava 8è d’EGB em van fer llegir un fragment de Hamlet de l’immortal Shakespeare. Recordo que era l’escena en què parlaven els sentinelles del castell. Aleshores sortia la famosa frase: «Something is rotten in the state of Denmark», la qual cosa vol dir traduït al català: «Alguna cosa està podrida a l’estat de Dinamarca». Òbviament els personatges parlaven de la difícil situació al regne.

En aquella època jo no entenia el significat de certes frases i, després d’enfadar-se la meva professora de l’assignatura Lenguaje, em repetia que mai seria un bon escriptor. Si sóc o seré un escriptor es pot discutir, però no es pot dubtar que el nostre país està pitjor que la Dinamarca de Hamlet (Cas Púnica, Operació Pretòria, ERE d’Andalusia, Targetes Black sense càstig, Urdangarin sense càstig també i més investigacions). Per cert, a Hamlet apareix un fantasma. Aquí també el tenim i es diu 3%.

Xavier Parera Gutiérrez

(Llicenciat en Geografia

i Història, Tarragona)

¿Recortes o vamosa pasar el rato?

Hace menos de una semana acudí a Urgencias del Hospital Sant Joan de Reus. Y esta es la impresión que tuve:

Acudo a urgencias con mi hijo, el cual va con fuerte dolor abdominal, garganta inflamada y sensación de mareo. Cuando llego a la ventanilla recalco que ha sufrido dos ingresos graves por alergia y podría ser otra vez lo mismo, ya que ambas veces que él estuvo ingresado nos recalcaron que fuéramos a urgencias rápido en el momento en que él sintiera un mínimo síntoma parecido a los anteriores.

Tres cuartos de hora después, pasamos a Triatge y al visitarlo la enfermera nos pregunta que por qué no habíamos ido a su médico de cabecera y nos pide que tengamos paciencia en la espera. Lo que me dio la impresión que le quitó importancia.

A las dos horas y media y con la sala totalmente vacía, vuelvo otra vez a la ventanilla y nos dicen que nos van a llamar enseguida.

Media hora después, cuando ya llevábamos tres horas allí, mi hijo seguía rabiando de dolor y volví a dirigirme a la ventanilla. En esa ocasión la persona que nos atendió hizo dos llamadas pero no nos dio ninguna respuesta.

30 minutos después, nos hacen pasar a una habitación y le hacen una analítica. Los resultados indican que el hígado está muy inflamado. Pregunto de qué puede ser y me dicen que no saben y me preguntan si mi hijo se había puesto todas las vacunas.

A las 5 de la mañana, sin más explicación ni medicación, nos dan el alta de urgencias y nos dicen que en máximo 15 días le harán una ecografía urgente. Después de esta visita, nos dirigimos al médico de cabecera quien a través de la misma analítica que le hicieron en urgencias confirma que en el hospital no supieron ver un virus: mononucleosis grave y agudo. Mando correo electrónico al hospital para confirmar la hora de la ecografía y me dicen que no consta ninguna petición por parte de la doctora que estaba en urgencias y que debería acudir al centro.

Siguiendo sus indicaciones, me presento en el hospital pero me tratan como un títere, de aquí a allí y nadie sabe nada… me dicen que ya me llamarán y que si no me llaman, la semana que viene vuelva a ir al centro. ¡Es indignante!

Por eso desde aquí quiero reiterar que siempre se habla del hospital que ha habido recortes y yo digo: ¿en qué sector con la crisis no ha habido recortes y bajadas de sueldo y despidos?

Estamos hablando de la salud de las personas, de tenerlas 4 y 5 horas en una sala de espera sufriendo y al final a veces marcharte y encima te tratan como si fueras a pasar el rato allí. Por eso, si alguien ya no tiene vocación de médico o enfermero, que se vaya a hacer otra cosa. Pero la salud de las personas no es un juego. Sufrimos cuando vemos un atentado en televisión y no cuando vemos un enfermo encogido de dolor... y seguimos enviando whatsapps en horas de trabajo y riéndonos y explicando anécdotas a los compañeros.

Esa es la impresión que me he llevado de este hospital. Y por eso quiero hacer pública esta carta, para que se hagan un poquito cargo de conciencia que hay situaciones que las provocamos nosotros mismos.

J. Carrillo

(Reus)

Temas

  • CARTAS AL DIRECTOR

Comentarios

Lea También