Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trenes en Tarragona, tarde y mal

Los retrasos de los trenes regionales que pasan por Tarragona se han convertido en endémicos, por si faltaba algún otro agravio

Whatsapp

La situación del servicio ferroviario en Tarragona es inadmisible. No vamos a ahondar en la impresentable situación de la estación urbana de la ciudad donde, en el colmo del desprecio al usuario, no se dignan ni a arreglar los paneles horarios y de información al usuario en uno de los andenes. La denuncia por la falta de inversión y de recursos en Tarragona surgió ayer por parte de los propios trabajadores de Adif que han anunciado una serie de paros parciales hasta el 27 de agosto para denunciar la ineficiencia de la empresa sobre cuya responsabilidad recaen las infraestructuras ferroviarias del país. Las denuncias de ayer se centraron en el caos horarios que sufren los trenes regionales y de cercanías. Por poner un ejemplo que nos afecta directamente, los trenes de la línea R16, que cubre el trayecto Tortosa-Tarragona-Barcelona, ofrece una porcentaje de puntualidad de tan solo el 28,31 por ciento. Renfe y Adif atribuyen los retrasos a las llamadas limitaciones temporales de velocidad (LTV), que se han extendido desde el accidente de Galicia para mejorar la seguridad de la red. Sin embargo, el problema de fondo, como volvió a denunciar ayer en conseller Josep Rull, radica en el endémico déficit de inversiones en la red catalana. Y citó un ejemplo. Mientras la red de cercanías de Madrid dispone de líneas cuatriplicadas (líneas con cuatro vías), en Catalunya todavía hay trayecto de vía única. ¿Hasta cuándo aguantará nuestra paciencia?

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También