Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tres periodistas

Cubrir una guerra es un riesgo al alcance de los más valientes
Whatsapp

En Alepo, la ciudad siria más castigada, tres periodistas españoles se encuentran secuestrados: Ángel Sastre, José Manuel López y Antonio Pampliega. No son conocidos del gran público, no son humoristas ni tertulianos, sino ‘freelance’ que se juegan la vida en conflictos bélicos. No cobran a fin de mes, sino cuando colocan una exclusiva en un gran medio internacional, lograda porque van adonde otros no se atreven.

En Siria ya fueron secuestrados, con final feliz, Marc Marginedas, de El Periódico, retenido seis meses, y Javier Espinosa, de El Mundo, 194 días, los mismos que el fotoperiodista Ricardo García Vilanova.

Cubrir una guerra es un riesgo al alcance de los más valientes. Miguel Gil Moreno, de una familia de Riudabella, que pasó la infancia entre Poblet y Vimbodí, murió en Sierra Leona.

Son héroes de nuestro tiempo. Su mirada salva muchas vidas, a veces a costa de las suyas.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También