Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Triste final de Unió

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Después de 85 años, Unió no ha podido superar la caída de su electorado y la subida de sus deudas. Se despide un partido que defendió valores humanos, centralidad política y catalanismo moderado.

Espadaler se ha quedado para presidir el entierro. Duran Lleida se retiró después de haber sido su líder durante décadas, hasta cometer su grave error: no haberse separado a tiempo de CDC, pese a su incomodidad y a advertir que habían entregado el discurso a ERC.

También CDC ha desaparecido, una vez entregada a la CUP la estrategia para la independencia, hasta el punto de obedecer en el relevo de Artur Mas. Pero la muerte de CDC quedó disfrazada con un partido con nuevas siglas.

Unió tenía una gran historia, enlazada con los partidos demócrata-cristianos que junto con los social-demócratas han construido Europa. Su final solo resulta alegre para sus antiguos socios, nuevos conversos.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También