Más de Opinión

Opinión El mirador

Tropezar dos veces con la misma piedra

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Tropezar dos veces con la misma piedra

Tropezar dos veces con la misma piedra

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Me temo que lo hace, además, sin aprender. La relajación en la movilidad en Navidad nos costó una tercera oleada del virus que se cobró casi tantos muertos como la primera y que colapsó las unidades de críticos de los hospitales, obligando a posponer algunas intervenciones quirúrgicas.

La dureza de aquellos días sumió a la población en lo que se quedó en denominar fatiga pandémica, un estado de cansancio, hastío, angustia y tristeza. No obstante, la vuelta de las restricciones contribuyó de forma decisiva a superar aquella ola. Pero ya en los días previos a la Semana Santa todos los indicadores epidemiológicos y los expertos advertían de que íbamos de cabeza a una cuarta oleada si no tomábamos medidas. Y las tomamos, claro. Muy parecidas a las de Navidad; abrimos los perímetros y permitimos los viajes dentro de la comunidad. Y, como en Navidad, estamos ya en una nueva ola, con las UCI a reventar y a punto de comenzar a desprogramar operaciones.

Entonces, en diciembre, era para que las familias y los allegados pudieran verse en unas fechas tan señaladas; ahora, en Semana Santa, ha sido para dar un alivio a la gente y al sector del turismo y la restauración. Sin duda, razones de peso. Lástima que el precio a pagar sea tan alto.

Temas

Comentarios

Lea También