Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trump en el despacho Oval

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Donald Trump ya no puede ser tomado a broma. El millonario outsider se sentará en el Salón Oval y el mundo le rendirá pleitesía porque tendrá poder y ha ganado, las dos metas de su vida.

En 1979 compró un edificio en la Quinta Avenida para instalar la Trump Tower, de 58 plantas. En la más alta instaló su cuartel general y desde allí produjo su programa televisivo ‘El aprendiz’, en el que los concursantes debían hacerse ricos, como él. En cada programa despide a uno de los participantes. Es como metáfora de la carrera electoral. La última despedida ha sido Hillary Clinton.

Estados Unidos fue capaz de superar su historia eligiendo a un presidente negro, el número 44. No lo ha sido de elegir a la primera mujer en 227 años. Tendrá, eso sí, a alguien enfrentado con los mexicanos, los musulmanes, machista y maleducado. Hasta ahora fue un payaso; ojalá no sea un peligro.

Temas

  • LA PLUMILLA

Comentarios

Lea También