Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Trump en primera persona

Las razones por las que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha visitado Polonia

Robert Brunet

Whatsapp
Donald Trump en una imagen de archivo.

Donald Trump en una imagen de archivo.

Estos días han sido especiales aquí en Varsovia por la visita del presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Hablando con la gente de Cataluña sobre su visita, la pregunta que muchos me hacían era: ¿Por qué Polonia?

Exactamente la misma pregunta que me hicieron hace tres años cuando decidí irme a vivir a Varsovia. La respuesta en aquel tiempo fue porque mi novia, ahora mi mujer, es polaca. No obstante, durante estos tres años he encontrado muchas razones que han justificado esa decisión.

Leyendo otros medios de comunicación, hubo otra pregunta que me llamó la atención ¿Varsovia, el líder de la nueva Europa? Pues sinceramente, lo que ha evolucionado la ciudad, lo que está creciendo y las oportunidades que ofrece, no lo había visto antes. He tenido la oportunidad de pasar tiempos largos por temas de trabajo en ciudades como Washington DC, Frankfurt, Bruselas, Rio de Janeiro o Helsinki. No obstante, lo que está creciendo Varsovia, Cracovia, Breslavia o Gdansk es muy interesante.

La visita de Trump a Polonia refuerza el papel de Varsovia como rótula entre la UE y Rusia

Volviendo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Sus razones y las de su departamento son varias, pero entre ellas podrían estar:

Una buena bienvenida: el partido gobernante liderado por Jarosław Kaczyski ha ofrecido una popular multitud de miles de personas para el discurso del Presidente Trump en la simbólica plaza Krasinski de Varsovia. La plaza es el hogar de un monumento conmemorativo de la Revuelta de Varsovia del 1944 contra los nazis. 

Comparten ideas: tanto los líderes de Polonia Jarosław Kaczyski y su presidente Andrzej Duda como Trump se ven a sí mismos como los que están a la vanguardia de un movimiento populista contra las élites liberales que han dominado la política en occidente en los últimos años.

Acuerdos militares: la visita también ha permitido a Trump demostrar que los que cumplen con el objetivo de gasto militar de la OTAN de un 2% del producto interno bruto serán recompensados. Trump elogia a Polonia por ser uno de un puñado de miembros de la OTAN que lo hacen. Alrededor de 900 soldados estadounidenses están actualmente en Polonia como parte de esfuerzos más amplios para calmar las ansiedades de los miembros de la OTAN en Europa del Este temerosos de Rusia.

¿Desprecio a la Unión Europea?: durante su viaje a Polonia, Donald Trump abordó la Cumbre de los Tres Mares, una iniciativa polaca y croata que reúne a 12 naciones entre el Báltico, el Adriático y el Mar Negro. La cumbre es parte de los esfuerzos por retratar a Polonia «como una especie de líder regional» fuera de la estructura de poder de la Unión Europea dominada por los franco-alemanes con la que se ha enfrentado.

Gas: el gobierno polaco está tratando de volverse menos dependiente de la energía de Rusia y el mes pasado llegó el primer cargamento de gas natural licuado de Estados Unidos. Polonia y otros países de Europa del Este tienen un imperativo estratégico para diversificar sus fuentes de energía, y la Casa Blanca quiere vender más gas estadounidense al extranjero.

Por una razón o por otra lo que está claro que buenos tiempos corren en Polonia y la visita del presidente de Estados Unidos no es una casualidad.

Temas

Comentarios

Lea También