Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Trump, triste termómetro

Whatsapp

La candidatura de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos es un termómetro que dice muchas cosas sobre el mundo en que vivimos. Nieto de un inmigrante alemán que ha sabido multiplicar la pequeña herencia de su padre con no poca suerte, en medio de la expansión inmobiliaria neoyorquina de los setenta y ochenta, este magnate se ha convertido en el protagonista de la contienda electoral de 2016 con su discurso provocador, xenófobo y misógino. Dos de sus despropósitos han sido calificar a los inmigrantes mexicanos de «violadores y criminales» o su tuit sobre Hillary Clinton afirmando que una mujer que «no satisfizo a su marido no puede satisfacer a un pueblo». Es vergonzoso que el principal discurso de un candidato a presidente norteamericano sea predicar el odio contra todo aquel que no sea blanco y de EEUU o descalificar a su contrincante femenina con bromas machistas. Que la política sea un divertimento de personajes como Donald Trump no deja en buen lugar a la primera democracia del mundo.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También