Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un año para mejorar

La limpieza sigue preocupando, mientras el 53% de encuestados desaprueba la gestión municipal del equipo de Ballesteros.

Whatsapp

La tercera oleada de la encuesta ‘Valora Tarragona’, encargada por el propio Ayuntamiento de la ciudad, vuelve a poner de manifiesto que los tarraconenses perciben Tarragona como una ciudad sucia. Efectivamente, el 64% de los encuestados considera los «servicios municipales»  como uno de los principales problemas y, dentro de este capítulo se cita expresamente «la suciedad en las calles por incivismo y falta de limpieza». En todas las encuestas sobre la valoración que los ciudadanos hacen de su ciudad los aspectos relacionados con la limpieza ocupan la cabecera de la preocupación. Otra de las quejas recurrentes son los excrementos de perro, una lacra contra la que ha tomado cartas personalmente el propio alcalde, aunque de momento sin que en la percepción del ciudadano haya cundido el esfuerzo municipal. Más debería preocupar al equipo de gobierno el elevado por porcentaje de ciudadanos que desaprueban la gestión municipal (53%). Bien es cierto que a la luz de los últimos acontecimientos (sobre todo el aplazamiento de los Juegos del Mediterráneo), cabría esperar un mayor rigor de los ciudadanos con su alcalde. Con la que está cayendo, un generoso 36% de tarraconenses califica de «positiva» la labor municipal. Es fácil desprender que, a poco que se esfuerce el alcalde Ballesteros en lo que le queda de legislatura, puede repetir en la alcaldía esmerando un poco más la limpieza de la ciudad. Los tarraconenses son fáciles de contentar.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También