Más de Opinión

Un buen cliente

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
ÁLEX SALDAÑA

ÁLEX SALDAÑA

Los bares y restaurantes son mucho más que un negocio al que ir a comer o a tomar una copa de vez en cuando. Tienen además un gran componente social que hace de ellos unos lugares que hay que preservar. Así lo ha entendido una gran parte de la población que, consciente de las dificultades que este sector ha pasado como consecuencia de las restricciones por la pandemia, se ha volcado y ha llenado las terrazas cada día. Incluso hemos visto gestos de solidaridad, como el de esos ciudadanos que han dado un dinero a su bar habitual –porque sí, todos tenemos un bar más o menos habitual– por los cafés y las cervezas no tomados por el cierre obligado. Pero nada como lo que ha hecho un cliente en un restaurante de Gainesville, en el norte de Florida, donde, después de cenar con su familia, se dirigió a los cocineros y camareros del local para agradecerles el esfuerzo realizado en estos duros tiempo de pandemia. Luego, el misterioso hombre volvió a su mesa, pagó la factura de 144,66 dólares con su tarjeta de crédito y dijo a los empleados que dividieran la propina entre los 10 trabajadores que se encontraban de servicio aquella noche. La gran sorpresa se la llevó el camarero que vio que la propina ascendía a 10.000 dólares. Su primera reacción fue llamar al propietario del local para contarle lo sucedido y este, ante la sospecha de que se tratara de un error, pidió que verificaran los datos de la tarjeta. Pero para su incredulidad, el dinero de la propina ya estaba en la cuenta del restaurante. Fue, simplemente, un buen cliente, un cliente agradecido.

Temas

  • El mirador

Comentarios

Lea También