Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

Un calor para alarmarse

El cambio climático avisa que al final tendrá razón Stephen Hawking cuando dice que hay que salir pitando de la Tierra.

Diari de Tarragona

Whatsapp

Los negacionistas del cambio climático lo tienen cada vez peor para sostener sus argumentos contrarios a la tesis científica que apunta a una progresiva elevación de la temperatura media del globo que derivará (lo está haciendo ya) en la elevación del nivel de los océanos, a causa de la descongelación de los polos, y al avance de las zonas desérticas. A nivel más doméstico, acabamos de soportar la primavera más cálida de los últimos años, con temperaturas persistentes que no recuerdan, como dice el tópico, ni los más viejos del lugar. La causa principal de esta alteración climática hay que buscarla en la acción del hombre. La explotación descontrolada de los recursos naturales, la emisión permanente de gases de efecto hibernadero y la contaminación masiva provocada en las zonas industriales durante años y sin ningún control, está pasando factura. Algunos países han comenzado a adquirir consciencia del problema con la adopción de medidas reguladoras de la emisión de gases. Pero cuando parecía que finalmente la humanidad avanzaba de forma conjunta en la toma de medidas correctoras, la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca ha supuesto un duro golpe a la linea de trabajo para atajar el problema. El discurso negacionista de Trump, avalado por los intereses de los grandes grupos industriales norteamericanos es un suicidio para la humanidad. Al final tendrá razón Hawking cuando dice que hay que salir pitando de la Tierra.

 

 

Temas

Comentarios

Lea También