Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Un caso increíble

Antoni Coll i Gilabert

Whatsapp

Lo increíble puede ser cierto. Hace diez años Alcides Moreno debía morir según todos los razonamientos, pero este ecuatoriano ha cumplido 46 años, está vivo y disfruta de paseos con su mujer y sus hijos.

Hace casi diez años, el 7 de diciembre de 2007, un día helado, se hallaba con su hermano Edgard en un andamio limpiando las ventanas del piso 47 de un rascacielos de Manhattan. La estructura cedió y se precipitaron al vacío. Edgard murió, pero él sobrevivió a una caída de 150 metros.

Tres semanas después despertó en el hospital, fue sometido a 16 operaciones, lleva prótesis por todo el cuerpo, pero es capaz de andar. La empresa del andamio fue condenada a pagarle 13 millones de dólares, pero dice: «Devolvería cada centavo si pudiera recuperar a mi hermano».

Es una pequeña historia humana que se abre paso entre las muchas noticias que se sobreponen unas a otras cada día.

Temas

  • LA PLUMILLA

Lea También