Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un desafío en toda regla

El acto de presentación de la candidatura ´Junts pel sí´ se convirtió en un desafío abierto a los poderes del Estado
Whatsapp

La presentación oficial de la lista unitaria de cara al 27S, que llevará por nombre Junts pel sí, se convirtió ayer en un desafío en toda regla al Estado. El acto podía haberse limitado a oficializar la lista que encabezarán Raül Romeva, Carme Forcadell (ANC), Muriel Casals (Òmnium Cultural), Artur Mas (CDC) y Oriol Junqueras (ERC), pero se convirtió en un reto al Estado español. «Vamos a por todas» dijo Raül Romeva, consciente de que daba el titular. El cabeza de cartel ha detallado los pasos que va a dar la lista si gana por mayoría «suficiente y necesaria» las elecciones catalanas. El candidato ha indicado que la primera acción que van a ejecutar será la de promover una «declaración solemne» en el Parlament de Catalunya, para «iniciar el proceso de independencia». El gobierno que saliera de esta candidatura daría comienzo al proceso constituyente, con el objetivo de aprobar una Carta Magna para Catalunya. El nuevo Govern también impulsaría la aprobación de una ley de transitoriedad para hacer efectiva la «desconexión» con el resto de España. Los soberanistas estarían dispuestos a proceder a la «proclamación de la independencia» en el caso de que el Estado bloqueara el autogobierno catalán. Es evidente que ninguno de estos pasos gozará del beneplácito del Estado que es de esperar despliegue toda su maquinaria legal y disuasoria. Se avecinan días de inestabilidad e incluso de zozobra por la incapacidad de diálogo de quienes nos gobiernan.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También