Un desahucio a las puertas de la Navidad

ÁLEX SALDAÑA

Whatsapp
Un desahucio a las puertas de la Navidad

Un desahucio a las puertas de la Navidad

Pocas cosas hay más crueles que desahuciar a una familia a las puertas de la Navidad, justo cuando rememoramos el nacimiento de Jesús en un pesebre porque no halló posada. Pareciera una de esas cosas que suceden en películas propias de estos días basadas en el famoso Cuento de Navidad, de Charles Dickens, aunque en los filmes los señores Scrooge al final se dan cuenta de que su avaricia solo les conduce a la soledad y a una vida mezquina. La realidad no suele tener finales tan felices.

Al menos, no lo tuvo lo que sucedió el lunes en Barcelona, cuando un gran despliegue de los Mossos hizo inútil la resistencia de decenas de vecinos que se habían concentrado para tratar de impedir el desalojo de Carlos y su madre, de 72 años, que vivían de alquiler en un piso que fue adquirido por un gran propietario que compró la finca entera y optó por no renovar los contratos de alquiler.

De nada sirvió que la familia contara con un informe de vulnerabilidad; vanos fueron los intentos del Ayuntamiento por buscar una solución que pasara por pagar de forma temporal los alquileres, pues la propiedad se opuso; en papel mojado quedó la moratoria estatal vigente hasta el 28 de febrero para impedir desahucios; ni siquiera la petición de la ONU de suspender el desalojo pudo evitarlo. Qué triste. Dicen que fue el último desahucio del año. Ojalá sea el último. A secas.

Temas

Comentarios

Lea También