Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Un día histórico

Estados Unidos ha tardado medio siglo en reconocer que el bloqueo a Cuba no ha servido para nada. Nunca es tarde...
Whatsapp

Ayer fue un día de aquellos que, sin ningún género de dudas, puede calificarse como histórico. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el mandatario de Cuba, Raúl Castro, anunciaban simultáneamente el próximo restablecimiento de relaciones diplomáticas en sendos mensajes, en Washington y La Habana. El anuncio contempla medidas concretas que negociarán para dar un cambio hasta ahora impensable a las relaciones entre los dos países. El acuerdo se traducirá en la apertura de embajadas. «Estos 50 años de aislamiento no han funcionado, es momento de cambiar de postura», ha dicho Obama, en un discurso en la Casa Blanca. Por su parte, Raúl Castro, desde la Habana y a la misma hora, anunciaba el «restablecimiento» de las relaciones diplomáticas entre la isla y Estados Unidos. Cabe destacar un hecho clave en la solución del conflicto. Ambos mandatarios han agradecido el apoyo del Vaticano y el Papa Francisco en el «mejoramiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos» y del Gobierno de Canadá por haber facilitado el diálogo de «alto nivel» entre los gobiernos de los dos países. El intercambio de cuatro presos por espionaje entre Cuba y Estados Unidos y la liberación del estadounidense Alan Gross abrieron la puerta a que los dos países pongan fin a más de cinco décadas de enemistad política. Como ha reconocido Obama, el bloqueo no ha servido para nada. Han tardado medio siglo en asumirlo, pero nunca es tarde.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También