Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un enorme desafío

El tuit de Gerard Piqué nada más concluir el Athletic-Barça del viernes en San Mamés abrió el debate.
Whatsapp

9o’ i el Camp Nou. Jo hi crec’. El tuit de Gerard Piqué nada más concluir el Athletic-Barça del viernes en San Mamés abrió el debate. ¿Será el equipo azulgrana capaz de remontarle el 4-0 al bilbaíno en el partido de vuelta que hoy se disputa en el Camp Nou? En juego está el título de la Supercopa de España, el sueño de conquistar de nuevo el sexteto y de agrandar aún más la leyenda del club. Pero también el honor y autoestima de una plantilla que antes de esta debacle histórica estaba considerada de forma unánime como la mejor del mundo.

Han bastado 72 horas, las que transcurrieron entre la final del martes de la Supercopa de Europa en Tiblisi frente al Sevilla y el choque de Bilbao, para que se hayan encendido todas las alarmas acerca de la plantilla de Luis Enrique. Que este Barça reciba ocho goles en dos partidos resulta atípico, -la pasada campaña no alcanzó esa cifra en contra hasta el 11 de noviembre-. Pero no es de extrañar si sus defensas conceden tantas facilidades al equipo rival, el técnico apuesta por tantas rotaciones, la pretemporada está pensada más en clave comercial y el calendario apenas deja días de descanso.

Ahora bien, como también dijo Luis Enrique, si hay algún equipo es capaz de superar una eliminatoria tan adversa ése es este Barça. Al menos hasta que se demuestre lo contrario. O sea hasta que concluya el partido de hoy. El equipo azulgrana jamás ha levantado un 4-0 en una eliminatoria a doble partido, pero la campaña anterior logró hasta 15 goleadas que la igualarían o le darían el título. Esta noche tendremos la respuesta.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También