Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Un estudio para mejorar las rodalies

No puede ser que se solapen con apenas unos pocos minutos de diferencia dos trenes que ofrecen el mismo servicio

Whatsapp

El servicio de Rodalies del Camp de Tarragona no acaba de coger velocidad de crucero. Es verdad que desde que entró en funcionamiento, hace ya casi tres años –fue el 20 de marzo de 2014–, la cifra de usuarios se ha ido incrementando en un pequeño goteo, aunque no es menos cierto que todavía hay algunos convoyes en algunas líneas cuyo número de viajeros está por debajo de lo deseable. Partiendo de la base de que se trata de un servicio público que prioriza precisamente eso, ofrecer a los ciudadanos la posibilidad de desplazarse sin tener que verse obligados a coger el coche particular, antes que la rentabilidad, parece obligado revisar algunos puntos en aras de optimizar tanto los recursos como el servicio. Y es que no puede ser que se solapen con apenas unos pocos minutos de diferencia dos trenes que ofrecen el mismo servicio. Cabe, pues, realizar un estudio que permita ajustar los horarios y las frecuencias a la demanda, sin dejar a nadie desatendido. Por otro lado, convendría analizar el flujo de viajeros y facilitarles el acceso a su destino de la forma más rápida y cómoda posible. En este sentido, se antoja urgente la construcción del anunciado apeadero en la zona reusense de Bellissens, de gran afluencia por los equipamientos allí presentes. Se trata, en todo caso, de introducir mejoras en el servicio para que realmente el transporte público se convierta lo antes posible en una alternativa real al vehículo particular.

Temas

  • EDITORIAL

Lea También