Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Opinion EDITORIAL

Un gran año para el turismo

Pese a los atentados de agosto y el ruido por el procés, el año cerrará con más de 20 millones de  pernoctaciones, un récord

 

Whatsapp

El sector turístico de la Costa Daurada está de enhorabuena. Y, con él, todo el territorio, no en vano esta actividad es uno de los más importantes motores económicos de la provincia, generador de riqueza y creador de no pocos puestos de trabajo. Y es que el 2017 cerrará con las mejores cifras de la historia en la Costa Daurada, superando los veinte millones de pernoctaciones. Además, las noches vendidas a los visitantes crecen en todos los segmentos, tanto en los hoteles –que han experimentado un 7% de incremento–, como en los apartamentos –suben un 2%– y los campings, donde el crecimiento ha sido de un 4%. 
Todo esto tiene más mérito si tenemos en cuenta que se ha tratado de un año especialmente complicado, con los atentados de agosto en Cambrils, la incertidumbre creada por el procés y el creciente fenómeno de la ‘turismofobia’, que finalmente pareció haberse ceñido al área de la ciudad de Barcelona y no ha afectado tanto a la Costa Daurada. A ello habría que sumar los miles de universitarios británicos que dejaron de venir este año por la anulación del Saloufest. Por otro lado, en la parte positiva habría que reconocer que los conflictos que se viven en otros países del Mediterráneo han beneficiado a Tarragona y destacar el efecto llamada que ha tenido la apertura de Ferrari Land. 
Sea como fuere, el récord alcanzado es fruto de un trabajo bien hecho, de una labor de promoción que ha exigido grandes esfuerzos para vender los atractivos de la Costa Daurada y hacer de este lugar un destino deseable en los principales mercados, y de la apuesta por la calidad que el sector emprendió hace años, fomentando la variedad de propuestas y actividades que superan la clásica oferta de sol y playa. 
Es cierto que aún existe margen de mejora y que quedan cualidades por explotar. En este sentido, los excelentes datos de este año han de ser un acicate para mantener esta apuesta por la calidad y hacer que los turistas que nos visitan se sientan bien atendidos. Repercutirá en beneficio de todos.  

 

Temas

Comentarios

Lea También