Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion Editorial

Un gran día para Tarragona

Hoy Tarragona será el centro de las miradas deportivas y políticas. Ojalá impere el espíritu olímpico en el palco.

Diari de Tarragona

Whatsapp
Tarragona abre los Juegos Mediterráneos tras diez años de esfuerzos. PERE FERRÉ

Tarragona abre los Juegos Mediterráneos tras diez años de esfuerzos. PERE FERRÉ

Aquella idea original que alumbró cargado de ilusión Pere Valls Miró, se convertirá hoy en realidad. Lo que en principio parecía un sueño pasará a formar parte de los grandes eventos históricos de Tarragona, la ciudad más pequeña de todas las que hasta ahora han albergado los Juegos Mediterráneos. Pese a ello, los Juegos de Tarragona serán de récord, con el mayor número de países participantes, el m’ayor número de deportistas y el mayor número de disciplinas deportivas. No es menor el detalle de que Tarragona comparte sede con otros 16 municipios que también se beneficiarán de las mejoras en instalaciones deportivas impulsadas por la Diputación con el argumento de los Juegos. La inversión en instalaciones alcanza los 68 millones de euros, de los que casi 18 corresponden sólo al Palau d’Esports que ha financiado la Generalitat. El presupuesto operativo es de 40 millones, de los que más de la mitad están cubiertos por las firmas patrocinadoras. La atención mediática estará centrada esta noche a las 21.00 h. en la ceremonia inaugural de los Juegos en el Nou Estadi del Nàstic con la presencia del Rey, del presidente del Gobierno y del president de la Generalitat. La complicada situación política ha otorgado a Tarragona un doble protagonismo: el deportivo y el político. Es evidente que ni el lugar ni el motivo prestan a ningún encuentro político mínimamente provechoso. Sin embargo, la situación es tan delicada que el valor de los gestos ha adquirido en estos momentos de la política española una gran relevancia. Si Tarragona propicia una presencia compartida con respeto institucional de las máximas autoridades del Estado y de la primera autoridad de Catalunya, el éxito de la apertura de los Juegos Mediterráneos será doble. Las miradas y las cámaras estarán pendientes del palco, a no ser que Quim Torra opte por desairar al monarca. Sería una mala manera de iniciar el diálogo que ya tiene fecha con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Ojalá el espíritu olímpico reine en los palcos con más intensidad que en la cancha.

 

Temas

Comentarios

Lea También