Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

¿Un homenaje a Otegi en Reus?

Sólo desde un tremendo error de interpretación histórica se puede entender un homenaje a Arnaldo Otegi en Reus

Whatsapp

Cierto independentismo piensa en su fuero interno que los etarras han sido en realidad arrojados gudaris que han combatido heroicamente por la libertad de Euskadi. No los ven como asesinos que a punto estuvieron de imposibilitar la transición de la dictadura a la democracia, y que han extendido la muerte y la devastación en el País Vasco, en Catalunya y en España hasta extremos delirantes, dejando tras de sí un rastro de cerca de mil asesinatos. Si no fuera esta su percepción, no se entendería que la CUP, la segunda fuerza municipal de Reus, organice un homenaje a Arnaldo Otegi, el que fuera máximo dirigente del brazo civil de ETA, y que acaba de salir de la cárcel de Logroño. El error de la perspectiva histórica es tremendo porque es completamente falsa la idea de un Otegi pacificador, que ha sacrificado su libertad para llevar la paz a Euskadi. El único mérito de Otegi, considerado miembro de la organización terrorista por la justicia, fue haber visto antes que sus conmilitones que ETA estaba derrotada por lo que no tenía más remedio que buscar el fin de la violencia en las mejores condiciones posibles para la organización. No ha habido, en fin, ni una brizna de heroísmo en Otegi ni en quienes han dejado de matar porque el Estado les había ganado la partida. Su único ejemplo ha servido para demostrar que la violencia no es justificable nunca y que lejos de llevar la libertad a los pueblos sólo sirve para sembrar el odio.

Temas

  • EDITORIAL

Comentarios

Lea También