Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion Editorial

Un país cada vez más solitario

Sólo en el 30% de los hogares españoles hay niños, y de estos, en más del 50% hay un solo niño. ¿Qué futuro se puede esperar de un país que olvida la base fundamental de pervivencia?

Diari de Tarragona

Whatsapp

Según los datos del Institut d’Estadística de Catalunya, uno de cada cuatro hogares de la provincia de Tarragona está habitado por una sola persona. A partir de este dato se deduce que mas de 79.000 personas viven solas en la demarcación. El hogar familiar en el que convivían tres generaciones se ha convertido en la excepción. Diversos factores contribuyen a este cambio de modelo social que obliga a reorientar muchos aspectos de la organización y planificación de las ciudades. Uno de ellos es la política de la vivienda. Si el número de hogares monoparentales va en aumento como indican las estadísticas, deberá adaptarse la planificación de las nuevas viviendas a esta realidad. Cada vez habrá menos pisos de cuatro habitaciones y más de una o dos estancias. El director de la Cátedra UNESCO de vivienda de la URV, Sergio Nasarre, aborda hoy en el Diari esta nueva realidad. Diversos son los factores a tener en cuenta: el descenso de la natalidad (España tiene la segunda tasa de natalidad más baja de Europa, sólo por detrás de Malta). La elevada cifra de divorcios (una media de 100.000 separaciones cada año). Un incontable número de separaciones de parejas de hecho.

Otro aspecto interesante de analizar es la influencia de los nuevos valores de la generación de los millennial. Tener hijos no está entre las prioridades de los jóvenes de hoy en día. Un estudio de la consultora Deloitte desvelaba que la primera prioridad es viajar y conocer mundo. Sergio Nasarre va más allá en la escala de valores y se atreve a deducir que antes de tener hijos los jóvenes prefieren tener Netflix. «Los niños son un lujo», concluye el catedrático. Sólo en el 30% de los hogares españoles hay niños, y de estos, en más del 50% hay un solo niño. ¿Qué futuro se puede esperar de un país que olvida la base fundamental de pervivencia?

Temas

  • editorial

Comentarios

Lea También