Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Un sectarismo que daña a la economía

Dividir las empresas entre buenas y malas por cuestiones ideológicas augura otro desastre para la economía catalana

 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Otra polémica campaña de la ANC.

Otra polémica campaña de la ANC.

El procés soberanista parece haber dejado en segundo plano la movilización pacífica de la población y ha tomado otros derroteros que auguran peligrosas consecuencias para la economía y para la convivencia. La Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha puesto en marcha un buscador de empresas comprometidas con la república catalana y que no participaron en «la campaña del miedo» de octubre del 2017. Con este buscador, la entidad independentista inicia la segunda fase del proyecto Consum Estratègic, que en su primera etapa se limitó a hacer un registro de proveedores que voluntariamente se inscribieron en la página web de la campaña, y de consumidores interesados en estas empresas. 
Hasta hoy la relación de estas empresas no había sido revelada, pero ahora cualquier persona puede acceder a la web de Consum Estratègic, introducir su código postal y encontrar el proveedor del ámbito que le interese: electricidad, gas, telefonía, carburantes, entidades financieras, aseguradoras, grandes superficies, representación sindical y representación patronal. El usuario puede incluso acotar la búsqueda por otros aspectos, entre ellos si la empresa de la cual requiere sus servicios tiene la web en catalán. La campaña provocó ayer una dura reacción por parte del presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, quien considera «totalmente irracional» la iniciativa porque «va en contra de los intereses de los ciudadanos y consumidores de Catalunya, y de sus empresas y trabajadores». El presidente de la patronal advirtió que «pondremos todos los instrumentos para proteger las compañías catalanas». Trasladar las luchas políticas y los sectarismos al mundo de la empresa y de la economía es un grave error. El fundamento primordial del crecimiento económico es tender puentes y derribar muros, no crear fosos ni establecer distancias en función de credos. La campaña de la ANC es un tiro en el pie de la propia Catalunya que sólo pueden avalar aquellos que creen de forma suicida que cuanto peor, mejor.
 

Temas

Comentarios

Lea También