Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Opinion

Un territorio que engancha

En ocasiones -yo soy el primero- tendemos a despreciar o infravalorar lo que tenemos al lado
Whatsapp

En ocasiones –yo soy el primero– tendemos a despreciar o infravalorar lo que tenemos al lado. El Aeropuerto de Reus es una de estas cosas. Así se ha podido apreciar estos últimos meses, en los que ha sido foco de críticas por la pérdida de vuelos, de pasajeros o por ser uno de los aeródromos más deficitarios del Estado. En esta dirección también lo han recogido los medios, porque la frialdad de los números no se puede cambiar.

Pero esta semana ha sido distinta. La reunión de la Taula Estratègica de l’Aeroport de Reus del martes dejó números igual de fríos pero desde una óptica mucho más positiva. De todos ellos me quedaría con el grado de fidelidad de los turistas con la demarcación. Sólo así se explica que nueve de cada diez usuarios del Aeropuerto se queden en el territorio. O sea, que sólo uno se marcha a Barcelona o a saber donde. Creo que su importancia no se ha sabido transmitir con su auténtica magnitud, o quizás hemos sido los medios que tampoco lo hemos recogido como deberíamos. Porque este porcentaje, de 850.600 pasajeros en un año es un buen puñado de turistas enganchados a la demarcación. Con esto no quiero decir que ya esté todo hecho y que tengamos que despreocuparnos por las aerolíneas o los viajeros, o que entre estos se incluyan los jóvenes del Saloufest. Un evento erróneo y muy mal planteado. Quizás para que todo lo relacionado con el Aeropuerto cambie sea necesario que el territorio, tal y como reclama desde hace años, pueda gestionar la infraestructura sin ataduras de un modelo procedente de Madrid. Personalmente, siempre he preferido hacer las cosas a mi manera que me las hagan.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También