Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Opinion EDITORIAL

Una comisión que llega tarde

La comisión para modernizar el Estado autonómico que Rajoy ha aceptado a propuesta de Pedro Sánchez llega muy tarde para frenar el conflicto en Catalunya

Diari de Tarragona

Whatsapp
Pedro Sánchez comparece ante los medios para explicar su oferta al PP. EFE

Pedro Sánchez comparece ante los medios para explicar su oferta al PP. EFE

El enfrentamiento entre el Govern de Catalunya y el Gobierno del Estado (vamos a evitar caer en la trampa de hablar de enfrentamiento ente Catalunya y España) ha entrado en fase de escalada verbal aguda. Ayer, Rajoy y Puigdemont se enzarzaron en un cruce de declaraciones que no conduce a ningún lugar, ambos mandatarios instalados en la repetición de argumentos cansinos. Ninguno de los dos permite la menor opción para ni siquiera planear una solución dialogada. Quieren ir a la confrontación, a ver quién puede más. Para rematar el escenario belicista que ofreció la jornada, apareció la secretaria general de ERC, Marta Rovira, par afirmar que «si el Estado o sus instrumentos atacan de forma directa los elementos esenciales del referéndum, como las urnas, los colegios o los coordinadores electorales, entonces habrá que reaccionar. En esta reacción deberán estar las instituciones políticas, pero también los ciudadanos de Catalunya». En el otro extremo añadió leña,  la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se despachó con un contundente «si hay urnas, las autoridades se encargarán de que no se pongan». Sólo al final de la jornada hubo espacio para una noticia positiva cobre el conflicto. Un comunicado de la Moncla informaba que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dejado  «abierta la puerta» ante el líder del PSOE, Pedro Sánchez, para aceptar su propuesta de crear una comisión de diálogo para la evaluación y modernización del Estado autonómico. Pedro Sánchez había anunciado ayer por la mañana que el próximo jueves los socialistas registrarán en el Congreso su propuesta de crear una «comisión de diálogo, evaluación y modernización del Estado autonómico» que sirva para desbloquear la crisis territorial de Catalunya. Es evidente  que a estas altura la creación de «una comisión» (que según los cánones políticos es la manera de dilatar cualquier solución) no va a cambiar la hoja de ruta del independentismo. Rajoy y Sánchez llegan tarde y tendrán que pechar con las consecuencias de una crisis que han sido incapaces de gestionar.

Temas

Comentarios

Lea También