Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una espiral negativa

Francesc Joan

Whatsapp

Contaba Natxo González en la previa del CF Reus-Hércules que la circunstancia de ser los alicantinos un rival directo en la lucha por el play-off de ascenso convertía en especial el partido de ayer. Al técnico rojinegro, sin embargo, no le quedó otra que variar su discurso y salir en defensa de sus futbolistas después del 0-3 final, que levantó ciertas críticas entre algunos sectores de la afición. «Parece que han visto aquí Champions toda la vida. A este equipo no se le puede discutir su entrega», fue el mensaje que lanzó el entrenador a todos esos seguidores.

Es cierto que a pesar de la derrota el equipo rojinegro mantiene intactas sus aspiraciones de acabar primero y hacerse con ese puesto que tantos privilegios concede a quienes disputan la eliminatoria de campeones, pero también es innegable que los reusenses atraviesan por uno de sus peores momentos de la temporada. Desde que arrancó 2016 el equipo ha mostrado una irregularidad desconocida hasta ahora. Sus dos victorias, un empate y tres derrotas en los últimos seis encuentros no sólo han hecho perder al CF Reus el liderato, sino que además le han distanciado hasta los cuatro puntos del Villarreal B y han provocado que sus más inmediatos perseguidores se le acerquen peligrosamente en la tabla.

Alimenta esa crisis los tres meses que la SADadeuda a la plantilla y cuerpo técnico y la inestabilidad institucional a raíz de los frentes administrativos que tiene abiertos el CF Reus. Estaría bien que el máximo accionista, Joan Oliver, diera alguna explicación pública al respecto.

Temas

  • OPINIÓN & BLOGS

Comentarios

Lea También